Expediente de contratación para la reforma del antiguo ambulatorio
  • La Junta de Gobierno Local ha aprobado esta mañana el proyecto básico y de ejecución de las obras de reforma por un presupuesto base de licitación de 1.666.128 euros

  • Las obras de acondicionamiento del edificio serán cofinanciadas al 50% por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), dentro de la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado (Edusi)


El Ayuntamiento ha iniciado el expediente de contratación de las obras de reforma del edificio del antiguo ambulatorio de la calle València, para la relocalización y concentración de los servicios sociales municipales y de la Oficina de Atención e Información de la Seguridad Social (CAISS), con un presupuesto base de licitación de 1.666.128,83 euros, según ha adelantado la alcaldesa de Borriana, Maria Josep Safont.

Se trata de una actuación cofinanciada al 50 por cien por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) en el marco de la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado (Edusi) del Programa Operativo de Crecimiento Sostenible 2014-2020.

Maria Josep Safont ha explicado que esta mañana la Junta de Gobierno Local ha aprobado el proyecto básico y de ejecución de las obras de reforma, redactado por AQUIDOS ARQUITECTES TECNICS I GESTIO SLP, para lo que el Ayuntamiento ha comenzado las gestiones de solicitud tanto de la Retención de Crédito por el importe del presupuesto base de licitación, como del informe técnico y la memoria justificativa pertinentes a los servicios técnicos municipales.

Al respecto, la alcaldesa ha recordado que el Ayuntamiento consiguió a finales del pasado año la cesión por parte de Ministerio del inmueble del antiguo ambulatorio para los próximos 30 años, tras reiteradas peticiones y gestiones desde el año 2012. La cesión del edificio para los próximos 30 años, ha argumentado, era una cuestión fundamental para recibir el dinero de los fondos Feder.

El edificio albergaba, hasta 2003, el centro de salud de la localidad que quedó en desuso tras la inauguración del nuevo Centro de Salud. Con la entrada de la nueva Corporación en 2015, ha afirmado la primera edil, el equipo de gobierno “retomó la reivindicación, realizando continuos y efectivos contactos con todos los estamentos implicados, al objeto de modificar la temporalidad de la cesión que impedía la aplicación de subvenciones de los Fondos FEDER para la rehabilitación del edificio”.

La reforma del edificio supondrá la recolocación y concentración de los Servicios Sociales municipales en el antiguo ambulatorio, un edificio situado dentro del casco urbano, de propiedad estatal, en desuso y un estado de preocupante abandono durante más de 15 años, y significa además, a juicio de la alcaldesa, “poder acometer una importante mejora y modernización que adecente y dinamice el entorno donde se ubica”

Igualmente, ejecutando estas obras se acabará con la provisionalidad de las deficientes dependencias de los Servicios Sociales actuales para ubicarlos en este remozado y moderno edificio, que concentrará otros servicios de atención al público.

Al mismo tiempo, ha indicado Safont, cumplirá con el objetivo de mejorar las instalaciones del antiguo edificio y reavivar la zona urbanística de la Bosca, con el fin de mejorar día a día e incidir positivamente en la gestión de las necesidades sociales de la ciudad de Burriana.

Las obras de acondicionamiento del edificio serán cofinanciadas dentro de la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado (Edusi), financiada al 50% con fondos europeos FEDER, un instrumento financiero que ayuda a mejorar el desarrollo económico de las regiones que forman parte de la Unión Europea.

El Ayuntamiento suspende la escuela de verano y plantea alternativas
  • Ante la imposibilidad de asegurar al cien por cien las condiciones necesarias para afrontar la crisis sanitaria provocada por la pandemia


El Ayuntamiento de Borriana ha decidido suspender definitivamente el servicio municipal escolar de verano, después de estudiar la situación actual sobre el estado de alarma y buscar otras posibilidades, ante la imposibilidad de asegurar al cien por cien las condiciones sanitarias necesarias.

Según ha reconocido la alcaldesa de Borriana, Maria Josep Safont, "ha sido una decisión difícil y obligada por las circunstancias. Hemos estudiado muchas posibilidades pero, frente a la situación de crisis sanitaria provocada por la pandemia, hemos decidido, por sentido de la responsabilidad y por prudencia, no hacer l’Escola d’Estiu en este 2020”.

Como alternativa, ha explicado Safont, el consistorio está ultimando un amplio programa de actividades socioeducativas, lúdicas, culturales y deportivas en el que están trabajando transversalmente diverso departamentos municipales para ofrecer durante todo el verano a las familias de Borriana, “posibilidades de espacios de ocio educativo y comunitario, y colaborar en la conciliación familiar”.

Al respecto, ha concretado, ayer tarde tuvo lugar una reunión de trabajo, análisis y coordinación interdepartamental, presidida por la alcaldesa, entre los diferentes departamentos implicados, Juventud, Servicios Sociales, Igualdad, Deportes y Cultura, para analizar la situación que se presenta de cara a la población infantil y juvenil este verano, así como a sus familias.

La preocupación fundamental mostrada por las áreas implicadas se centró en asegurar la viabilidad higiénico-sanitaria de las actividades que finalmente se plantearán, así como ofrecer alternativas seguras a las familias de manera que se les brinde un respiro y alternativas a la conciliación.

En ese sentido, ha explicado Safont, se descartó poder ofrecer en las condiciones higiénico-sanitarias recomendadas por la Dirección General de Salud Pública de la GVA, actividades para menores de 7 años, para los cuales no se descarta abrir una línea de ayudas o dar apoyo a aquellas entidades que tengan posibilidad de hacerlo.

También se valoraron otros servicios cuya oferta se considera viable para la infancia a partir de 7 años como el Campus Multiesportiu que organiza el SME, l'Escola Artística del CMARMV, o incluso ofrecer desde la Concejalía de Juventud otras actividades alternativas que quedaron sobre la mesa y que se comunicarán en los próximos días.

Lo que sí queda claro es que durante la época estival de los meses de julio y agosto, el Ayuntamiento facilitará una variedad de pequeñas escuelas municipales de verano en materia de deportes, de música, de arte, y de ocio, que se desarrollarán con una programación específica, actividades y talleres, y en grupos reducidos y con las garantías de cumplir con todas las medidas de seguridad sanitaria.

Paralelamente, a través de los Servicios Sociales municipales se reforzarán las prestaciones básicas de alimentación a unidades familiares con necesidades y con hijos a cargo, con el fin de paliar las dificultades económicas que puedan derivarse de la suspensión de la Escola d’Estiu y, por tanto, del servicio de comedor.

Cabe recordar que l'Escola d'Estiu de Burriana es un proyecto desarrollado por el Ayuntamiento desde hace 35 años en el que participan anualmente cerca de 400 niñas y niños del municipio de entre 3 y 16 años, que ofrece un servicio de comedor y actividades educativas desde las 9h hasta las 15h durante todo el mes de julio y también durante el mes de agosto con el campamento de verano.

Las familias con hijos reciben el 60 % de las ayudas básicas para alimentación durante el confinamiento

Las prestaciones destinadas por los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Borriana a cubrir necesidades básicas de alimentación durante el confinamiento, desde el 16 de marzo al 13 de mayo, ascienden ya a un importe que se eleva a 87.061euros y supone un 82% de lo gastado por este mismo concepto en toda la anualidad de 2020.

Centrados en colectivos especialmente vulnerables, como pueden ser los menores de edad, cabe señalar que del total de ese importe destinado a prestaciones económicas individuales de necesidades básicas de alimentación, un 58% (50.566,73 euros) están destinadas a unidades familiares con hijos a cargo, con el fin de paliar las dificultades económicas que han podido derivarse de la suspensión de los comedores escolares.

Si trasladamos estas cifras a gasto diario, se percibe que los servicios sociales municipales han sextuplicado el capital dedicado a alimentación básica para personas vulnerables con una inversión media que se eleva a 1.475,6 euros diarios en el período del 16 de marzo al 13 de mayo, frente a los 253,4 euros al día destinados en los primeros dos meses y medio del año.

Estas ayudas forman parte de las Prestaciones Económicas Individuales (PEI), que se han triplicado de forma general en el municipio como consecuencia de la declaración del estado de alarma ante la pandemia del Covid-19. Precisamente, del 16 de marzo al 13 mayo de este año, se han concedido un total de 318 PEI de distinta tipología, por un importe global de 95.670,52 que representa un gasto de 1.621,5 euros al día; mientras que del 1 de enero al 15 de marzo se destinaron 43.161,21 euros, que suponen 575,48 euros al día.

Por conceptos, los 95.670,52 euros gastados en los cuatro tipos de PEI distintos, en las 8 semanas del estado de alarma han sido de 87.061 euros en prestaciones de necesidades básicas de alimentación, 4.505,45 euros en prestaciones de uso de vivienda habitual, 1.727 euros en prestaciones de acción extraordinaria, 1.957 euros en prestaciones de suministros energéticos y 418 euros en ayudas técnicas.

Este refuerzo de los dispositivos sociales para cubrir necesidades, según ha explicado la alcaldesa de Borriana, Maria Josep Safont, forman parte de las medidas excepcionales de carácter social ante el Covid-19, que incluye también resolver 3 decretos semanales de ayudas con el fin de reducir al mínimo los tiempos de espera de las personas.

Además de las 318 prestaciones concedidas, en estos momentos hay otras 36 en trámite. Estas cifras de la tramitación de ayudas, desde que se inició el estado de alarma, supone el 68% de lo que se ha tramitado en lo que va de año.

Cabe destacar que se ha reforzado el equipo de atención primaria, Unidades de Trabajo Social, con otros profesionales del servicio (CAP) con la finalidad de reducir aún más los tiempos de reacción y atender a la mayor brevedad posible las demandas formuladas. Su principal función es el seguimiento de la documentación aportada, la gestión telefónica y la confección de expedientes de seguimiento de las ayudas.

A efectos de facilitar la entrega de documentación de las personas para valorar las prestaciones, desde los Servicios Sociales municipales se han posibilitado tres sistemas: correo certificado, de uso muy minoritario; correo electrónico, serveis.socials@burriana.es, y línea whatsApp, la más utilizada ya que es el sistema más utilizado entre la población.

 

teleasistencia en Burriana en tiempos de COVID-19

Los Servicios Sociales municipales realizan el seguimiento telefónico permanente a las 124 personas usuarias de equipos de teleayuda domiciliaria de Borriana, dependiente de la Diputación Provincial de Castelló.

Este dispositivo va dirigido a personas mayores a fin de determinar sus necesidades, y aunque la mayoría de las situaciones están siendo atendidas por la red sociofamiliar próxima, el personal prevé contactar periódicamente con el usuario del servicio, posibilitando con ello un seguimiento continuo, así como mantener actualizados sus datos personales e intervenir si las circunstancias así lo aconsejan.

El Servicio de Teleasistencia Domiciliaria (STD) se presta a través de la línea telefónica, mediante la utilización de un equipamiento de comunicaciones e informático específico, ubicado en el domicilio del usuario, que le permite, con sólo accionar un pulsador-transmisor, emitir un aviso de emergencia a las personas que están programadas en la secuencia telefónica de familiares, vecinos, amigos.

La última llamada, en caso de que ninguna de las anteriores obtenga respuesta, se realiza a la Policía Local, de esta manera queda garantizado que la llamada de emergencia realizada por el equipo va a ser atendida, activando los recursos necesarios para dar respuesta a la necesidad.

SErvicios sociales se coordina con entidades para hacer frente al COVID19

Durante el estado de alarma decretado por el Gobierno de España, los Servicios Sociales municipales de Borriana mantienen una estrecha cooperación y una comunicación fluida con las diferentes entidades sociales de la ciudad, las cuales han mostrado su talante colaborador y han facilitado atenciones en las que, por su peculiaridad, ha sido necesaria su participación.

Así, los casos en que los Servicios Sociales municipales detectan situaciones de elevada precariedad que no pueden esperar a los plazos mínimos de tramitación de prestaciones, han sido derivados a diversas organizaciones como Cáritas, Comedor Social, y Cruz Roja.

En esta línea, el personal de servicios sociales ha gestionado, en colaboración con Cruz Roja, del 16 de marzo al 22 de abril, la entrega a domicilio de 58  lotes de productos de primera necesidad, frescos y no perecederos, atendiendo a un total de 177 personas.

Paralelamente a esta labor, los Servicios Sociales han coordinado con la Policía Local de Borriana la entrega de medicamentos a domicilio, preparados por el Hospital Universitari de la Plana, para personas con enfermedades graves, realizando desde el pasado día 30 de marzo al 20 de abril un total de 84 entregas, para evitar el desplazamiento de las personas enfermas o de familiares al centro hospitalario y su exposición al contagio del Covid19.

 

Balance SAD durante COVID 19

Más de 100 unidades familiares disponen del Servicio de Ayuda a Domicilio (SAD) en Burriana durante el primer mes de confinamiento,  porque los Servicios Sociales municipales han mantenido activo el SAD para las personas usuarias que han optado por continuar con el servicio.

La prestación ha sido de 111 horas desde el 16 de marzo al 22 de abril y también ha asumido atenciones puntuales a 22 unidades familiares, como realización de compras o adquisición de medicación.

Todo ello, pese a que el estado de alarma y la obligatoriedad de permanecer en los domicilios particulares ha obligado a cancelar algunas de las prestaciones a favor de otras, como la compra de alimentos y de medicinas para las personas más vulnerables. Por lo que también mantienen la coordinación con el Centro de Salud para establecer entregas a domicilio de medicación.

Un servicio a domicilio que se refuerza con llamadas de trabajadoras sociales que abordan con mayor profundidad la situación a fin de evaluar la posible vulnerabilidad y adoptar más medidas de apoyo, si se requieren. Que, además, recuerdan las medidas recomendadas por Sanidad, los teléfonos de atención y se preocupan por la salud física y psicológica de las personas usuarias.

Cabe recordar que el objetivo del SAD es mantener al usuario, en la medida de lo posible, en su entorno habitual en las mejores condiciones de vida dentro de la comunidad. Es una prestación comunitaria de carácter complementario y transitorio, que no exime a la familia de sus responsabilidades y que presta ayuda a familias o personas solas, con dificultades para mantener o restablecer su bienestar físico, social y psicológico, proporcionándoles la posibilidad de continuar en su entorno cotidiano mientras sea posible y conveniente.

Otra labor que se coordina y desarrolla desde servicios sociales es la recogida y distribución de determinados medicamentos que reglamentariamente solo se dispensan en la farmacia del hospital, para evitar desplazamientos a las personas enfermas y a los familiares. Puntualmente, el Servicio de Ayuda a Domicilio ha repartido este tipo de medicación a 7 personas, porque regularmente, este reparto, lo está realizando la Policía Local.

Las prestaciones para alimentos básicos se sextuplican en tiempos de COVID 19

Las prestaciones destinadas por los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Borriana a cubrir necesidades básicas de alimentación durante el confinamiento, desde el 16 de marzo al 22 de abril, asciende a un importe de 53.333 euros que supone un 73% de lo desembolsado en todo lo que va de año, que asciende a 72.358 euros.

Si trasladamos estas cifras a gasto diario, se percibe que los servicios sociales municipales han sextuplicado el capital dedicado a alimentación básica para personas vulnerables con una inversión media que se eleva a 1.403,5 euros diarios en el período del 16 de marzo al 22 de abril, frente a los 253,4 euros al día destinados en los primeros dos meses y medio del año.

Estas ayudas forman parte de las Prestaciones Económicas Individuales (PEI), que se han triplicado de forma general en el municipio como consecuencia de la declaración del estado de alarma ante la pandemia del Covid19. Precisamente, del 16 de marzo al 22 abril de este año, se han concedido un total de 150 PEI de distinta tipología, por un importe global de 57.905,20 euros, que representa un gasto de 1.523,82 euros al día; mientras que del 1 de enero al 15 de marzo se destinaron 43.161,21 euros, que constituyen 575,48 euros al día.

Por conceptos, los cerca de 58.000 euros gastados en los cuatro tipos de PEI distintos, en las cinco semanas del estado de alarma, han sido de 53.333 euros en prestaciones de necesidades básicas de alimentación, 2.337,45 euros en prestaciones de uso de vivienda habitual, 871 euros en prestaciones de acción extraordinaria y 1.362,75 euros en prestaciones de suministros energéticos.

Este refuerzo de los dispositivos sociales para cubrir necesidades, según ha explicado la alcaldesa de Borriana, Maria Josep Safont, forman parte de las medidas excepcionales de carácter social ante el Covid19, que incluye también resolver 2 decretos semanales de ayudas con el fin de reducir al mínimo los tiempos de espera de las personas.

Además de las 150 prestaciones concedidas, en estos momentos hay otras 25 en trámite. Estas cifras de la tramitación de ayudas, desde que se inició el estado de alarma, supone el 57% de lo que se ha tramitado en lo que va de año.

Cabe destacar que se ha reforzado el equipo de atención primaria, Unidades de Trabajo Social, con otros profesionales del servicio (CAP) con la finalidad de reducir aún más los tiempos de reacción y atender a la mayor brevedad posible las demandas formuladas. Su principal función es el seguimiento de la documentación aportada, la gestión telefónica y la confección de expedientes de seguimiento de las ayudas.

A efectos de facilitar la entrega de documentación de las personas para valorar las prestaciones, desde los Servicios Sociales municipales se han posibilitado tres sistemas: correo certificado, uso muy minoritario; correo electrónico, serveis.socials@burriana.es, y línea whatsApp, la más utilizada ya que es el sistema más disponible entre la población.

El Ayuntamiento triplica las prestaciones sociales por  la crisis del COVID 19

Los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Borriana casi  han triplicado las Prestaciones Económicas Individuales (PEI), como consecuencia de la declaración del estado de alarma ante la pandemia del Covid-19. Así, del 16 de marzo al 15 abril de 2020 se han concedido un total de 104 PEIs por un importe total de 41.749,36 euros, que representa un gasto de 1.391,64 euros al día; frente a los 43.161,21 euros destinados del 1 de enero al 15 de marzo, que constituyen  575,48 euros al día.

Las prestaciones destinadas a cubrir necesidades básicas de alimentación en el mes del estado de alarma, suponen un 66% de lo gastado en todo lo que va de 2020 y el importe desembolsado se eleva a 38.043 euros, mientras  que del 1 de enero al 15 de marzo fueron 19.005 euros. Si estas cifras las  pasamos a gasto diario, se puede ver que se ha quintuplicado, pasando de 253,4 euros al día en los primeros dos meses y medio del año a 1.268,1 euros diarios del 16 de marzo al 15 de abril.

Por conceptos, los más de 41.000 euros gastados en las prestaciones en el mes del estado de alarma han sido 38.043 en PEI de necesidades básicas de alimentación, 2.337,45 euros en PEI de uso de vivienda habitual, 871 euros en PEI de acción extraordinaria y 497,91 euros en PEI de suministros energéticos.

Este refuerzo de los dispositivos sociales para cubrir necesidades, según ha explicado la alcaldesa de Borriana, Maria Josep Safont, forman parte de las medidas excepcionales de carácter social ante el Covid-19. Medidas adoptadas por el equipo municipal de gobierno en las que “se redoblan esfuerzos para dar toda cobertura posible para prestar el máximo de atención que requieren personas y familias vulnerables”, y que incluye también “resolver 2 decretos semanales de ayudas “con el fin de reducir al mínimo los tiempos de espera de las personas”.

Además de las 104 prestaciones concedidas, en estos momentos hay 35 tramitadas, de las cuales 13 están en fase de informe-propuesta para aprobación por decreto de alcaldía y 22 en trámite. Estas cifras de la tramitación de ayudas, desde que se inició el estado de alarma, supone el 49% de lo que se ha tramitado en lo que va de año.

Cabe destacar que a efectos de facilitar la entrega de documentación de las personas para valorar las prestaciones, desde los Servicios Sociales municipales se han posibilitado tres sistemas: correo certificado, uso muy minoritario, correo electrónico: serveis.socials@burriana.es y línea whatsApp, la más utilizada ya que es el sistema más disponible entre la población.

La alcaldesa ha querido agradecer a todo el personal y equipos de los servicios sociales de Burriana la “especial sensibilidad mostrada en su labor diaria, su implicación y su esmerada organización”, bajo las directrices de “llegar a cuantos vecinos y vecinas lo requieran, que se traduce también en una especial atención realizando compra de alimentos y medicación para que, de esta manera, las personas mayores no tengan que salir de su vivienda al ser las personas más vulnerables en el actual estado de alarma”.