En enero de 2020 entran en vigor las nuevas bonificaciones  de las ordenanzas fiscales

A partir del próximo 1 de enero, las construcciones e instalaciones y obras que se declaren de especial interés municipal en Burriana, podrán beneficiarse de nuevas bonificaciones fiscales, con la entrada en vigor de las Ordenanzas Fiscales aprobadas definitivamente tras el periodo de exposición en el que no ha habido ninguna alegación.

Según ha explicado la concejala de Hacienda, Cristina Rius, el equipo de gobierno ha decidido mantener invariable para el 2020 el Impuesto sobre construcciones, instalaciones y obras (ICIO), e incluir nuevas bonificaciones en la ordenanza fiscal del ICIO  con la finalidad de “fomentar el empleo, el turismo y la cultura y, además, incentivar la creación y modernización de empresas”.

Con esta iniciativa el Ayuntamiento pretende incentivar el turismo y la creación de plazas hoteleras, ayudar a las empresas a renovarse y modernizarse, y, también, fomentar el mantenimiento del conjunto histórico y la creación de centros educativos, sociales o médicos en los que, ha precisado Rius, “además del beneficio social, concurre también la ayuda al fomento de la ocupación”.

Concretamente, por circunstancias sociales y de fomento de la ocupación, a partir del 1 de enero el Ayuntamiento aplicará un 50% de bonificación en el caso de los centros de educación, de asistencia médica y centros asistenciales, tanto de gestión pública como privada.

En referencia al interés cultural, el Consistorio aplicará la bonificación, ya existente, del 50% a todas las construcciones que se realizan dentro del conjunto histórico de Borriana declarado 'Bien de interés Cultural', y se incrementará la bonificación al 95% en el caso de rehabilitación de edificios catalogados.

Al mismo tiempo, por circunstancias de fomento de la ocupación, se aplicará una bonificación del 50% a las construcciones que se realicen en locales afectos a una actividad económica, que se incrementará al 95% en los supuestos de nueva construcción o ampliación de hoteles, campings u otros servicios de hospedaje, englobados en la agrupación 68 del IAE.

Además, la edil de Hacienda ha recordado que el equipo de gobierno también ha decidido mantener congelado para el 2020 el Impuesto de Actividades Económicas (IAE), en el que ya existen bonificaciones en las ordenanzas con criterios tanto de fomento de la ocupación como por la creación de ocupación, del 50% de la cuota cuando en una empresa se registre un incremento en 10 o más trabajadores con contrato indefinido.

Paralelamente, ha especificado Cristina Rius, en el IBI ya existen bonificaciones con criterios de capacidad económica y causas sociales desde el año 2017,  que se concretan en un supuesto de bonificación indefinida del 50% del IBI a las viviendas de Protección Pública promovidas por la Generalitat Valenciana, “por ser declaradas de especial interés municipal al estar sumando esfuerzos para garantizar el derecho a la vivienda”.

 

El pleno aprueba el presupuesto del consistorio para 2020

El Pleno de Burriana ha aprobado esta tarde por mayoría las cuentas del Consistorio para 2020 que prioriza el aumento de inversiones y el gasto social y asciende a 33.692.864,73€, lo que supone un incremento de un 14,4 por cien respecto al pasado ejercicio 2019.

La regidora de Hacienda, Cristina Rius ha asegurado en su intervención en la sesión plenaria que se trata de unos presupuestos “centrados en las personas, en los servicios a la ciudadanía” y que responden a un proyecto de municipio “más habitable y para las personas”.

Por ello, ha destacado la apuesta “firme” del equipo de gobierno por la mejora de los servicios públicos, “es el momento de que los servicios de limpieza viaria, limpieza de edificios públicos, de recogida de basura y el de jardinería mejoren en Borriana, porque es una necesidad y una demanda de nuestros vecinos y vecinas que quieren una ciudad más limpia y más arreglada”.

En este apartado, el total de incremento de los recursos para la mejora de los servicios públicos respecto al presupuesto de 2019 se sitúa en 750.000€ para todos los contratos de Servicios Públicos, o, en referencia a la liquidación de 2015, un total de 1.750.000€ más en contratos de Servicios Públicos.

Según ha defendido en el Pleno la concejala de Hacienda, Cristina Rius, el proyecto presentado en el pleno y aprobado es “coherente, prudente, inversor y social”. Una propuesta “muy trabajada” y que cumple con la normativa de reducir el endeudamiento, partiendo de una deuda viva, a 31 de diciembre de 2019, de 4.606.570,31€”, y que cumple según se desprende del Informe de Intervención, con la Estabilidad Presupuestaria y también con la Regla de Gasto.

Cristina Rius ha precisado que en estos cinco últimos presupuestos gestionados por el gobierno progresista del Partido Socialista y Compromís, “la deuda bancaria ha bajado de 14,5 millones, a 4,6 millones, pasando la ratio de endeudamiento del 48% en 2015 al 15,44% a finales de este año”.

Un proyecto de ciudad marcado, ha precisado, por las inversiones de 10 millones de euros de los Fondos Feder europeos, y basado, para Rius, en “hacer una ciudad más amable y más habitable”, que se conseguirá con los proyectos ya iniciados o previstos en la estrategia europea Edusi cofinanciados al 50 por cien con Fondos Europeos de Desarrollo Regional (FEDER), mediante el que se está mejorando el barrio de la Bosca, el centro de la ciudad, la zona marítima, la vertebración del territorio y, sobre todo, la vida de las personas”.

Presupuesto social

Se trata además, ha reiterado la regidora de Hacienda en el Pleno de un presupuesto particularmente “social” y por eso, ha indicado, el importe destinado para el área de acción social es de más de 3 millones de euros, y 402.677 euros para el fomento del empleo.

Asimismo ha evidenciado que la inyección de recursos a las familias del municipio por parte de la Generalitat Valenciana, “lejos de suponer un recorte en el área de acción social municipal, ha contribuido a todo lo contrario, a un incremento en estos 5 años en Servicios Sociales y Políticas de empleo de más de 1,7 millones de euros.

Inversiones

En el capítulo de inversiones para el próximo ejercicio se prevé una cuantía de más de 6,4 millones de euros, entre las que la concejala delegada de Hacienda ha destacado una fase de la construcción de la IES Jaume I, con 3,9 millones de obra para la anualidad de 2020, gestionada por el Ayuntamiento y pagada directamente por la Generalitat Valenciana.

En el resto de inversiones, por 2,5 millones de euros, el equipo de gobierno ha priorizado las inversiones que ya están en marcha, como la regeneración del barrio la Bosca, con un total de 673.000€ y la rehabilitación del edificio que concentrará y dignificará los Servicios Sociales, por un total de 1.750.000€, en un edificio propiedad del Gobierno de España que ha cedido al Ayuntamiento de Borriana inicialmente para 30 años, que lo va a destinar a los servicios municipales de carácter social.

También se han referido a otras inversiones con el nuevo presupuesto, como la finalización del asfaltado del Camí l’Eccehomo de Borriana al Puerto y un nuevo impulso a la reparación de caminos rurales. Estas son algunas de las inversiones que vienen financiadas por los Fondos Europeos, subvenciones de la Generalitat y también de Diputación.

Infraestructuras como el bulevar de la carretera del Puerto, el de la carretera del Grao y, ahora, la finalización de la estación de tren, suponen un anillo ciclista y verde para hacer la ciudad más respetuosa hacia el medio ambiente. Junto a esto, es importante la rehabilitación de los caminos rurales, a los que el ejecutivo municipal destinará íntegramente toda la ayuda del Pla 135 de Diputació, a la que se añadirá inversión municipal para “solucionar las deficiencias actuales”, ha concluido Rius.

Burriana actualiza las ordenanzas fiscales

El equipo de gobierno local de Burriana tiene previsto aprobar este viernes en un pleno extraordinario las ordenanzas fiscales que serán de aplicación el próximo año y que incluyen ajustes y actualizaciones de impuestos y tasas. Tras su aprobación el viernes en un pleno extraordinario las novedades se incluirán en los presupuestos de 2020, cuando empezarán a aplicarse para todos los vecinos y vecinas y empresas.

Entre las novedades destaca un incremento del 5% en el recibo del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), tras congelarlo durante cuatro años . Al respecto, la concejala delegada de Hacienda, Cristina Rius, ha evidenciado la necesaria actualización para continuar garantizando los servicios públicos y el nivel de inversiones.

Durante cuatro años, ha asegurado, el equipo de gobierno ha mantenido congelados los impuestos municipales pero, “debemos mantener el necesario cumplimiento de los objetivos de estabilidad presupuestaria y sostenibilidad financiera, según la normativa estatal”.

En total, el consistorio prevé recaudar el próximo ejercicio con el IBI un total de 400.000 euros para mejorar servicios públicos y acometer inversiones, y el Gobierno municipal justifica el incremento que se aplicará el año que viene por la necesidad de ampliar servicios públicos tales como la limpieza, la jardinería y la recogida de basuras.

Por otra parte, Rius ha adelantado que el gobierno local también propondrá al pleno mantener invariable el Impuesto de Actividades Económicas (IAE), el Impuesto sobre construcciones, instalaciones y obras (ICIO), el de plusvalía y el impuesto de vehículos.

Asimismo, en el Impuesto sobre construcciones, instalaciones y obras (ICIO) contará con bonificaciones de hasta un 50 por ciento en supuestos concretos, con la finalidad de fomentar el empleo, el turismo y la cultura y además incentivar la creación de empresas y modernización de las mismas.

El próximo viernes también se dará luz verde a las nuevas medidas sociales con bonificaciones, en algunos casos de hasta el 100 por cien, para mujeres que ostenten condición de víctimas de violencia de género, y homogeneizará las bonificaciones de las personas con diversidad funcional, familias numerosas o monoparentales y titulares del carnet jove.

En cuanto a la tasa por prestación de servicios de gestión de residuos, la concejala delegada de Hacienda ha expuesto que el estudio de costes de este año refleja la existencia de un desfase, entre ingresos reales previsibles y costes, de 277.657, 44 euros, es decir un 11,58 por cien.

Cristina Rius ha atribuido el aumento del coste a, las malas praxis en la gestión de los residuos y el reciclaje en los hogares y el aumento del abandono de voluminosos en la vía publica y contenedores, cuya retirada “encarece el sistema de recogida municipal y lo complica”. Así, para el próximo ejercicio la propuesta es elevar al 11 por cien las tasas por gestión de los residuos para el año que viene.

En el servicio se incluye la recogida domiciliaria de residuos, tratamiento y eliminación de residuos sólidos urbanos y de voluminosos y la gestión del ecoparque.

Cabe recordar que en lo referente a los ingresos de las tasas por este concepto, van destinados completa y directamente a liquidar el coste del servicio, por lo que el Ayuntamiento no tiene recaudación alguna sobre ellas.



Despachos Servicios Sociales

El ayuntamiento de Burriana ya ha planificado y distribuido los despachos necesarios para agrupar todos los servicios sociales y agentes de igualdad en el edificio del antiguo ambulatorio cedido por el gobierno de España y que albergará los Servicios Sociales Municipales

Así lo ha manifestado la concejala del área de Hacienda e Interior del ayuntamiento de Burriana, Cristina Rius, quien se ha reunido con el arquitecto municipal y la coordinadora de servicios sociales para avanzar y prever las necesidades del proyecto, tras haber obtenido el visto bueno del estudio de estabilidad estructural, de la empresa que realiza dicho estudio, para el uso administrativo que se le pretende dar a las instalaciones.

Además, según ha explicado la concejala, el ayuntamiento ya ha tramitado y subsanado en el Registro de la Propiedad y en el Catastro las discrepancias en cuanto a la superficie del inmueble.

Del mismo modo, ha indicado Rius, también se ha solicitado ya al Ministerio y estamos a la espera de recibir la rectificación técnica del documento para que consten los metros cuadrados correctos del inmueble y así, solucionar todos los trámites administrativos necesarios para iniciar “en breve” las obras de adaptación y adecuación del mismo.

Con este avance, ha asegurado la responsable del área de Hacienda, “pronto podrán licitarse las obras para adecuar el nuevo edificio de los Servicios Sociales municipales “ y de esta forma, “aprovechar estas instalaciones que el gobierno del partido popular mantuvo tanto tiempo en el olvido” y poder dar “un mejor servicio a las personas usuarias”.


REUNIÓ CRISTINA I MARIA JOSEP

El riguroso y exhaustivo trabajo que durante la última legislatura ha realizado el equipo de gobierno de Borriana a nivel económico, ha vuelto a quedar demostrado tras la liquidación del Presupuesto del ejercicio correspondiente a 2018. Así lo ha explicado la máxima responsable de área de Hacienda, Cristina Rius, quien ha manifestado que “por cuarto año consecutivo, las cifras no engañan, y muestran la capacidad que durante los últimos cuatro ejercicios hemos tenido a la hora de reducir la deuda municipal, además de aumentar cada año el nivel de inversiones y conseguir que Borriana haya cambiado por completo en tan sólo una legislatura”. Y lo ha afirmado con los datos del último año en la mano, en los que claramente se puede comprobar “como la deuda municipal que nos encontramos en 2015 y que era de más de 14,5 millones, se ha cerrado en 2018 con una cifra de menos de 7,1, y si hablamos específicamente del último año, hemos vuelto a reducirla en hasta seis puntos porcentuales, ya que a finales de 2017 era del 29% y con este cierre de ejercicio ha quedado situada en el 23,7 por cien”. Respecto a ese nivel de ratio de deuda, Rius ha explicado que “ahora lo que pretendemos es cerrar 2019 rebajando ese porcentaje a menos del veinte por ciento, y todo ello pese a haber estado sujetos en todo momento a un Plan de Ajuste al que el anterior que equipo de gobierno no tuvo más remedio que aprobar, además del Plan Económico Financiero, que hemos cumplido en todo momento durante los dos años en que ha estado vigente, lo que nos lleva a poder decir bien alto y claro que el Resultado del Presupuesto de 2018 es positivo, con un remanente de Tesorería para gastos generales de cerca 5,2 millones euros, algo que nos permitirá seguir invirtiendo en proyectos para mejorar prácticamente impensable cuando llegamos al gobierno municipal y nos encontramos con facturación atrasada o pendiente, sentencias de pago muy elevadas, o ese Plan de Ajuste de 2012 que siempre ha sido una enorme rémora para la gestión económica municipal y que ha supuesto que en cuatro años hayamos hecho frente y abonado cerca de 4 millones de euros”. Así, tras la firma por parte de Maria Josep Safont, Rius coincidía con la alcaldesa en señalar que “por cuarto año consecutivo, el trabajo realizado por el departamento de Hacienda y el esfuerzo que en todo momento hemos estimulado en cada área por ajustar al máximo los gastos, hacen que estemos más que satisfechos y orgullosos de las cifras económicas municipales, ya que además, contamos con un informe favorable de la casa respecto a la última de las liquidaciones, datos que esperamos que puedan continuar corroborándose durante la próxima legislatura y hagan olvidar las gestiones interesadas y totalmente irresponsables de legislaturas anteriores”.


congelació d'impostos

La concejalía de Hacienda del Ayuntamiento de Borriana, encabezada por la concejala Cristina Rius, ha querido hacer un repaso sobre los diferentes impuestos municipales “que dependen directamente de la gestión municipal”, como de aquellas bonificaciones o ayudas que a las que pueden optar los borrianenses a la hora de ver reducido el pago de sus impuestos. Así, Rius ha comenzado explicando que “por cuarto año consecutivo, todos y cada uno de los impuestos municipales han quedado totalmente congelados, así que la presión fiscal sobre la ciudadanía continúa siendo exactamente igual que en 2015, incluso se puede decir que ha disminuido debido a la progresiva incorporación de bonificaciones que hemos realizado en cada uno de los cuatro ejercicios anteriores y que también en 2019 se aplicarán en diferentes circunstancias”. Rius ha querido detallar que “por lo que medidas basadas en los criterios de capacidad económica, por segunda vez en cuatro años se ha elevado el índice IPREM, que subió de 1,2 a 1,25 en 2016 y que en este 2019 se elevará hasta 1,3, lo que supone la compensación que creemos justa para las pensiones mínimas y que los pensionistas puedan acogerse a las bonificaciones”. En ese mismo apartado, Rius explica que “también en este 2019 se equipararán por completo las ayudas o bonificaciones para las familias monoparentales con aquellas que ya estaban establecidas para familias numerosas, en, por ejemplo, el pago de tasas del Servei Municipal d'Esports o en iniciativas como l'Escola d'Estiu”. En cuanto a las medidas para la incentivación de protección del Medio Ambiente, Rius también ha explicado que “desde que llegamos al consistorio, los vecinos y vecinas de Borriana han podido acogerse a este tipo de bonificaciones como las que se ofrecen durante los cuatro primeros años a las personas que adquieran un vehículo eléctrico o híbrido, con un 75 y un 50% por cien de bonificación respectivamente, así como también desde 2017 se bonifica un 20% de IBI por la instalación voluntaria de sistemas de aprovechamiento térmico o eléctrico procedente de la energía solar”. Finalmente, Rius también ha querido hablar sobre las medidas y criterios acerca de “Rigor y Justicia Tributaria”, en el que en este 2019 se ha sumado un nuevo beneficio para la ciudadanía como es “la bonificación para vehículos de más de 25 años, que exige la Inspección Técnica de Vehículos en vigor y dónde también hemos incluido tanto a furgonetas como a turismos, además de la reducción del 10% para el pago por ocupación pública de terrazas que también está ya en vigor”. Para cerrar algunas de las bonificaciones que Rius ha querido destacar, también ha añadido que «otras iniciativas importantes a nivel social es la bonificación del 50% del IBI para aquellas viviendas sociales promovidas por la Generalitat, a las que hay que sumar las que también se ofrecen a las entidades y organizaciones sin ánimo de lucro».

 

reunió edusi

Los Fondos Europeos FEDER a través de la aplicación en Borriana de la Estrategia EDUSI siguen mejorando la movilidad, la sostenibilidad y la modernización del conjunto de la ciudad con los diferentes proyectos que, por un lado, ya se han llevado a cabo en la capital de La Plana Baixa, y por otro, con todos aquellos que durante 2019 continuarán realizándose para “mejorar la vida de los ciudadanos y ciudadanas de Borriana y hacer de nuestra ciudad un lugar mucho más sostenible y con mejores prestaciones para el bienestar de los vecinos y vecinas”, tal y como explicaban los representantes municipales participantes en la reunión que ha tenido lugar en el Ayuntamiento. En la cita también han estado presentes varios técnicos y técnicas municipales que han realizado un exhaustivo repaso de aquellos proyectos que ya se ejecutaron el pasado año en Borriana, y que por tanto ya pueden disfrutarse por parte de la ciudadanía. Así, los Fondos FEDER y la aplicación de la Estrategia EDUSI ya han hecho posible la instalación de la iluminación en el vial entre el Port y la ciudad, la remodelación de la cubierta del Mercat Municipal, las mejoras en la Piscina Municipal con el sistema de calefacción, así como las diferentes asistencias técnicas contratadas para los proyectos y su ejecución. Además, en la cita también han participado los responsables de EDUSI para fijar el calendario de ejecución de los proyectos que se tienen diseñados para 2019, y entre los que destacan la inmediata puesta en marcha de los trabajos en la carretera del Grau para la finalización del anillo ciclopeatonal o el inicio de los trabajos en la zona de Sant Blai, dónde se renovará por completo el actual parquing para completar una obra que supondrá una gran mejora en el conjunto de este barrio de Borriana. Tal y como ha recordado el concejal del Ayuntamiento de Borriana, Bruno Arnandis, “además existen otros proyectos como el de la mejora global en el barrio de La Bosca de Borriana que también están previstos para este 2019 y supondrá transformar la zona en un amplio bulevar, así que la aplicación e inicio del grueso de proyectos de la Estrategia de EDUSI, comenzará en breve para continuar acercándonos a ese objetivo de una ciudad más moderna, más adaptada y mucho más sostenible con su entorno y su ciudadanía”.

 

 

 

millora gestió econòmica

El primer pleno ordinario del Ayuntamiento de Borriana en el año 2019 tendrá lugar este próximo jueves a partir de las siete de la tarde en el Salón Municipal de Plenos, dónde el equipo de gobierno de Borriana dará cuentas sobre, entre otros asuntos, la información económica del tercer trimestre de 2018, lo que en palabras de la misma concejala de Hacienda, Cristina Rius, “supone un buen ejemplo de la gestión que durante los tres últimos años y medio se ha llevado a cabo desde el equipo de gobierno, y como el trabajo de los diferentes departamentos implicados en la gestión económica municipal, acaba por redundar en datos y cifras muy mejoradas respecto a legislaturas anteriores”.

Dentro de esa dación de cuentas del tercer trimestre de 2018, destaca, por ejemplo, la línea decreciente referente a los periodos de pago a proveedores de la institución municipal, que en esta parte del año quedó situada en 12 días, manteniendo las cifras del conjunto del año, ya que en los dos trimestres fue de 17 y 10 días respectivamente. Tal y como ha explicado la propia Rius, “desde que a mediados de 2015 comenzamos a gestionar la concejalía de Hacienda municipal, esta fue una de nuestras prioridades, y en las tres anualidades se ha conseguido que jamás se alcancen los veinte días de periodo medio de pago a proveedores”. En 2016 las cifras de los cuatro trimestres fueron de 14, 19, 12 y 7 días de promedio, mientras que en 2017 en ninguno de los cuatro trimestres se rebasaron los doce días de media para los pagos. Así, y tal y como ha querido recordar Rius “hemos conseguido alcanzar los 12 trimestres consecutivos bajando el periodo de pago por debajo de los treinta días establecidos por la Ley de Morosidad, lo que entendemos que no sólo es una cifra, sino que ha supuesto un factor más para la mejora y fortalecimiento de distintos sectores económicos locales, ya que en todo momento han podido cobrar los servicios prestados al consistorio en tiempo y forma, con lo que también la confianza y la capacidad de gestión entre empresas y Ayuntamiento ha ido en aumento claramente”. Pero además, dentro del mismo punto, Rius ha querido recordar que “también en el apartado de las Resoluciones en contra de los informes municipales, el cambio ha sido más que sustancial, ya que por ejemplo durante ese tercer trimestre apenas alcanzaron los ocho casos, para un total de 25 en el conjunto de la anualidad, muy por debajo de cifras como los 116 que se contabilizaron en 2013 o los 109 de 2014, en lo que entendemos que es un ejemplo más de las mejoras en la gestión económica municipal”.