• Al borrador de la orden del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico para que no se prohíba la pesca con artes de trasmallo y palangre de fondo en la zona protegida
  • La alcaldesa de Borriana, Maria Josep Safont, y el concejal de Pesca, Vicente Aparisi, expresan claramente el respaldo del Ayuntamiento al sector pesquero de la ciudad

La alcaldesa de Borriana, Maria Josep Safont, y el concejal de Pesca, Vicente Aparisi, han comunicado que el Ayuntamiento ha presentado alegaciones ante el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico para que no se prohíba la pesca con artes de trasmallo y palangre de fondo en la zona protegida, lo que supondría una posible amenaza de extinción de la pesca artesanal que afectaría considerablemente al sector pesquero de la ciudad.

Según ha manifestado Maria Josep Safont, en el borrador de la orden ministerial por la que se declaran diez zonas de especial conservación, se aprueban sus medidas de conservación y las de siete zonas de especial protección para las aves y se propone la modificación de los límites geográficos de doce de estos espacios de la Red Natura 2000 Marina, “no se han tenido en cuenta los perjuicios socio-económicos que la prohibición de la pesca artesanal en el interior de la zona protegida, dónde existan fanerógamas marinas, van a suponer para el 100% de la flota de artes menores de Burriana, de la que dependen directamente 27 familias”.

Al parecer, ha prevenido, lo que hoy es un borrador “lleva camino de convertirse en una ley que quiere prohibir toda la pesca que toque el fondo del mar Mediterráneo y eso significaría la extinción de la pesca artesanal”. Por ello, ante la preocupación que ha generado en el sector pesquero de la localidad las determinaciones del borrador de la citada orden, la alcaldesa ha mostrado el respaldo del equipo de gobierno a sus reivindicaciones y ha decidido presentar las alegaciones oportunas.

Al respecto, Aparisi ha precisado que la flota trabaja anualmente más del cincuenta por ciento de los días en esta zona, lo que puede suponer “la ruina del sector a corto plazo”. Para el regidor, las modalidades de pesca artesanal en Borriana, trasmallo y palangre, “son respetuosas con el medio marino” y entrañan “un impacto nulo sobre las praderas fanerógamas y va unida a las características de los fondos, ya que pesca en fondos de rocas, alga y zonas de arena, normalmente a menos de 50 metros de profundidad”.

En cuanto a las zonas de pesca del puerto de Burriana, el concejal ha asegurado que son “escasas en profundidad, ya que no tenemos zonas de rocas en nuestro entorno”, a excepción de la zona de Castellón, donde además de compartir, la flota de Burriana, la pesca con las embarcaciones de dicho puerto, también está limitado por fondeaderos de buques petroleros, fondeaderos de buques mercantes, canal de entrada al puerto, plataforma petrolífera, campo de boyas, y el mismo puerto de Castellón que se ha ampliado en varias ocasiones.

Con todo esto, ha precisado Vicente Aparisi, el caladero natural de la flota de Burriana es desde la zona Sur del puerto de Burriana hasta la zona Norte de Sagunto. “Este es el caladero en el que la flota de Burriana ha pescado desde que existe constancia de pescadores en Burriana, abuelos, padres e hijos, sin causarle ningún perjuicio, ya que ellos son los primeros interesados en su conservación”.

Tanto el sector pesquero de Burriana como el consistorio insisten en que las artes tradicionales de los marineros no afectan a los bosques de posidonia y que a todos les interesa preservarlos y actuar siempre con el máximo respeto porque “somos los primeros que estamos a favor de la sostenibilidad”. A las praderas de posidonia no las mata la pesca artesanal, las mata la regeneración, que provoca arrastres de arena, los vertidos y la contaminación.

Estas artes de pesca han estado permitidas en el Mediterráneo por la UE y el Gobierno, pero ahora la nueva normativa afecta a todo el litoral valenciano, desde las Columbretes hasta Santa Pola. Hoy finaliza el periodo de información pública para la presentación de alegaciones al citado borrador.

El Ayuntamiento celebra la ayuda de la Generalitat a la Cofradía de Pescadores de Burriana

La alcaldesa de Borriana, Maria Josep Safont, y el concejal de Pesca, Vicente Aparisi, han expresado su satisfacción y agradecimiento por la ayuda directa de 20.510 euros que recibirá la Cofradía de Pescadores de Borriana de la Conselleria d'Agricultura, Desenvolupament Rural, Emergència Climàtica i Transició Ecològica, por mantener la lonja abierta en la actual situación de crisis y con el objetivo de mitigar los efectos de la Covid-19

Según ha explicado la alcaldesa, el director general de Agricultura, Ganadería y Pesca, Rogelio Llanes, les ha comunicado que su departamento está elaborando un decreto para que las cofradías de pescadores de la Comunitat Valenciana puedan sufragar los gastos que ha supuesto tener las lonjas abiertas de la Comunitat. En el caso de Borriana, ha indicado, la cofradía de pescadores recibirá 20.510 euros.

Se trata, ha celebrado Maria Josep Safont, de ayudas directas para colaborar en paliar la actual situación de crisis a las entidades gestoras de lonjas pesqueras que han tenido dificultades en la actividad pesquera y la comercialización de los productos de la pesca en los meses de marzo y abril por el confinamiento. Además, se trata de garantizar el funcionamiento básico de las entidades asociativas que sustentan los servicios de esta actividad.

La alcaldesa de Borriana y el concejal de Pesca han celebrado que la ayuda contribuirá a "compensar las caídas de facturación y las pérdidas" por la pandemia y se han mostrado conscientes “del perjuicio que las limitaciones del estado de alarma están causando al sector de la pesca artesanal”.

Esta medida se enmarca en las ayudas directas de la Generalitat a los sectores que se han visto afectados por la crisis del coronavirus, para que puedan afrontar los gastos de mantenimiento de la actividad y, sin duda, ha señalado Safont, contribuye a “implementar y mejorar la situación económica en la gestión de la lonja del pescado de Borriana por la caída de la venta por el confinamiento”.

Safont pide al Estado que posibilite ERTES en el sector de la pesca

La alcaldesa de Borriana, Maria Josep Safont, ha mostrado el respaldo del Ayuntamiento a las reivindicaciones del sector de la pesca del municipio y la provincia y solicita al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación que permita a los armadores de buques de pesca la posibilidad de solicitar la tramitación de Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE).

Safont ha explicado que esta demanda responde al fundamento de que muchos barcos de pesca de la provincia adscritos al censo del caladero no pueden cumplir los protocolos de seguridad, con las medidas eficaces, inmediatas e imprescindibles para hacer frente a la situación de contagio del COVID 19.

“En muchos barcos -ha asegurado- es imposible aplicar la medida de mantener la distancia social de 1,5 metros o más, dada la dimensión del buque y el número imprescindible de tripulantes a bordo para operar con seguridad, hace que los tripulantes coincidan en la zona reducida del parque de pesca o zona de trabajo siendo inevitable el contacto entre sí”.

Para evitar esta situación de riesgo de contagio, ha incidido la alcaldesa de Borriana, “se debe de facilitar la parada y aplicar las medidas publicadas en el Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19”.

Esta medida, ha precisado Safont, dotaría además a las empresas de “seguridad financiera” y para los pescadores supondría “el aumento de las garantías de mantenimiento del empleo”. Por ello, “solicitamos la unificación de criterios sobre la tipología medidas de flexibilización de los mecanismos de ajuste temporal de actividad para evitar despidos por fuerza mayor o por causas económicas, organizativas o de producción”.

La alcaldesa también ha instado a la administración autonómica y a la estatal a que articulen ayudas directas para los armadores por la "minoración de la actividad comercial en el ámbito marítimo-pesquero derivada de los efectos que la pandemia originada por el COVID 19 ha producido en el sector”.

Por otro lado, la primera edil ha querido hacer un reconocimiento a las personas que trabajan en el sector primario de la Pesca, puesto que considera que son unos servicios esenciales en nuestro país y “su prioridad es garantizar el abastecimiento alimentario de pescados a los ciudadanos”.

Un sector que mantiene, junto a otros, una actividad productiva fundamental y las administraciones deben intensificar esfuerzos para “garantizar y exigir que lo hagan en condiciones óptimas de seguridad que preserven su salud”. Por lo que ha pedido que también lleguen a los barcos “mascarillas, guantes y gel hidroalcohólico”.

La alcaldesa de Borriana, Maria Josep Safont, ha valorado “muy positivamente” que la Generalitat ratifique la reivindicación del sector pesquero, respaldada por el Ayuntamiento de Burriana, de aceptar las solicitudes de Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) de los armadores de buques de pesca, por razones de seguridad, ante el COVID 19.  Safont ha celebrado que las Consellerias de Agricultura y Economía avalen los ERTE en el sector pesquero y consideren prioritarias las razones de seguridad, dada la dificultad que pueden presentar algunos barcos y buques para garantizarla y evitar el riesgo de contagio del personal de a bordo. La alcaldesa ha reiterado la necesidad de “garantizar la actividad pesquera de manera segura” y, en caso contrario, “poder ofrecerles alternativas que minimicen el impacto económico y la pérdida de puestos de trabajo con la seguridad de los trabajadores y trabajadoras”. La posibilidad de que los armadores pesqueros puedan solicitar la tramitación de Expedientes de Regulación Temporal de Empleo supone la unificación de criterios sobre la tipología medidas de flexibilización de los mecanismos de ajuste temporal de actividad para evitar despidos por fuerza mayor o por causas económicas, organizativas o de producción. Además, ha precisado Safont, “dotará a las empresas de seguridad financiera” y para los pescadores supondrá “aumentar las garantías de conservar el empleo”. Para evitar esta situación de riesgo de contagio, ha incidido la alcaldesa de Borriana, “se debe de facilitar la parada y aplicar las medidas publicadas en el Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19”. La alcaldesa ha vuelto a solicitar a la Administración autonómica y a la estatal que articulen ayudas directas para los armadores por la "minoración de la actividad comercial en el ámbito marítimo-pesquero derivada de los efectos que la pandemia originada por el COVID 19 ha producido en el sector”.aloración de la alcaldesa de los ERTE en el sector pesquero

La alcaldesa de Borriana, Maria Josep Safont, ha valorado “muy positivamente” que la Generalitat ratifique la reivindicación del sector pesquero, respaldada por el Ayuntamiento de Burriana, de aceptar las solicitudes de Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) de los armadores de buques de pesca, por razones de seguridad, ante el COVID 19.

Safont ha celebrado que las Consellerias de Agricultura y Economía avalen los ERTE en el sector pesquero y consideren prioritarias las razones de seguridad, dada la dificultad que pueden presentar algunos barcos y buques para garantizarla y evitar el riesgo de contagio del personal de a bordo.

La alcaldesa ha reiterado la necesidad de “garantizar la actividad pesquera de manera segura” y, en caso contrario, “poder ofrecerles alternativas que minimicen el impacto económico y la pérdida de puestos de trabajo con la seguridad de los trabajadores y trabajadoras”.

La posibilidad de que los armadores pesqueros puedan solicitar la tramitación de Expedientes de Regulación Temporal de Empleo supone la unificación de criterios sobre la tipología medidas de flexibilización de los mecanismos de ajuste temporal de actividad para evitar despidos por fuerza mayor o por causas económicas, organizativas o de producción.

Además, ha precisado Safont, “dotará a las empresas de seguridad financiera” y para los pescadores supondrá “aumentar las garantías de conservar el empleo”. Para evitar esta situación de riesgo de contagio, ha incidido la alcaldesa de Borriana, “se debe de facilitar la parada y aplicar las medidas publicadas en el Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19”.

La alcaldesa ha vuelto a solicitar a la Administración autonómica y a la estatal que articulen ayudas directas para los armadores por la "minoración de la actividad comercial en el ámbito marítimo-pesquero derivada de los efectos que la pandemia originada por el COVID 19 ha producido en el sector”.

El primer teniente de alcalde y concejal de Pesca, Vicent Aparisi, ha adelantado que la Lonja de Burriana contará con nuevo pavimento consistente en una resina especial para suelos industriales, antideslizante y acorde a las normas higiénicas y sanitarias, con una inversión de 43.134,56 euros en dichas obras.

Aparisi ha explicado que la Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural ya ha remitido la resolución firmada por el director general de Agricultura, Ganadería y Pesca, Rogelio Llanes, de la autorización de la contratación de los trabajos de pavimentación y la adjudicación del contrato a la empresa LICUAS SA, con cargo a la aplicación presupuestaria de la Conselleria.

Dicha actuación será cofinanciada por el Fondo Europeo Marítimo y de Pesca (FEMP) en un porcentaje del 75%, y según ha explicado el concejal de Pesca, estas inversiones forman parte del plan del Consell para recuperar y mejorar el puerto de Borriana.

Para Rogelio Llanes esta inversión permite “un uso óptimo de los fondos europeos en instalaciones adecuadas para el desarrollo de las actividades propias de las cofradías y pescadores en los muelles y puertos de la Generalitat".

Las obras de pavimentación de la Lonja de Burriana tendrán una duración de nueve meses, y en los próximos años el puerto de Borriana “percibirá nuevas inversiones para ejecutar la reparación del dique de levante, además de la definición del proyecto Port-Ciutat”, ha subrayado Aparisi.

Esta actuación, ha valorado el regidor, servirá para “darle la importancia y el valor que supone a la Lonja en la ciudad” y gracias a estas actuaciones “los pescadores dispondrán de unas mejores condiciones para el desarrollo de sus trabajos”.

Por su parte, la alcaldesa, Maria Josep Safont, ha mostrado su satisfacción porque esta iniciativa demuestra "la apuesta del Consell y del Consistorio por el sector pesquero y de mejora de las condiciones de trabajo y de seguridad de los pescadores del municipio".