Condolencias del Ayuntamiento tras el fallecimiento d esu Hija Adoptiva Maria del Carmen Bernad

El Ayuntamiento de Borriana recibió con pesar la noticia del deceso el pasado miércoles de la Sra. María del Carmen Bernad Muñoz, Hija Adoptiva de la ciudad. La alcaldesa de Borriana, Maria Josep Safont, en su nombre y en el de toda la corporación municipal traslada sus condolencias a familiares y amistades.

Mari Carmen Bernad, nacida en Bélgica e hija de burrianenses, fue nombrada Hija Adoptiva de Borriana, de acuerdo con el Reglamento municipal de honores y distinciones, en el Pleno municipal del 7 de febrero de 1984 por unanimidad de todos los grupos municipales, siendo alcalde el Sr. Joan Sanchordi. Un reconocimiento que se le otorgó por su labor de promoción económica y de las tradiciones burrianenses en los Países Bajos. Vinculada desde muy joven a Burriana, fue Reina Fallera de la ciudad en 1954, ante las dificultades económicas que padeció el municipio y que hacían peligrar las fiestas falleras de aquel año, el año de la gran helada. Además logró que Bruselas plantara una falla en 1982, cuyo autor fue el burrianense Juan Dualde. Entre otras condecoraciones, cuenta con el Lazo de Dama del Mérito Civil que le otorgó la Casa Real.

Descanse en paz.

El Ayuntamiento saca a licitación las obras del antiguo ambulatorio

 

  • Tras el acondicionamiento albergará y concentrará los Servicios Sociales municipales

  • El plazo para la presentación de ofertas finaliza el 31 de agosto, y el anuncio de la licitación y el pliego se han publicado en la Plataforma de Contratación del Sector Público

  • Se trata de una actuación cofinanciada al 50 por ciento por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional en el marco del Programa operativo de crecimiento sostenible 2014-2020


La alcaldesa de Borriana, Maria Josep Safont, ha querido animar a las empresas de construcción locales a participar y optar a la licitación de las obras de reforma y acondicionamiento del edificio del antiguo ambulatorio, para la relocalización y concentración de los Servicios Sociales y del Centro de Atención e Información (CAISS) del Instituto Nacional de la Seguridad Social, una actuación cofinanciada al 50 por ciento por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder) en el marco del Programa operativo de crecimiento sostenible 2014-2020.

Según ha explicado Maria Josep Safont, el presupuesto base de licitación de las obras asciende a 1.378.618,87 euros, y el plazo para la presentación de ofertas finaliza el 31 de agosto de 2020. Tanto el anuncio de la licitación como el pliego se han publicado ya en la Plataforma de Contratación del Sector Público por procedimiento abierto y tramitación ordinaria.

El proyecto básico y de ejecución para la reforma, ha indicado la alcaldesa de Borriana, distingue dos actuaciones claramente diferenciadas. Así, ha precisado, la mayor parte del edificio se destina a la relocalización de los Servicios Sociales y, por otro lado, parte de la superficie de planta baja se habilita como local independiente destinado al traslado de las oficinas del CAISS desde su ubicación actual.

El plazo total de ejecución previsto de las obras de las oficinas del CAISS es de cinco meses y el plazo total de ejecución de la obra es de nueve meses, más el plazo de garantía y posterior liquidación del contrato.

Maria Josep Safont ha valorado que este proyecto representa la recolocación y concentración de los Servicios sociales municipales en el antiguo ambulatorio, un edificio situado dentro del casco urbano, de propiedad estatal, “en desuso y un estado de preocupante abandono durante más de 15 años”, y significa también “poder acometer una importante mejora y modernización que adecente, dinamice y reavive el entorno donde se ubica, en el barrio la Bosca”, y con el fin de “mejorar día a día e incidir positivamente en la gestión de las necesidades sociales de la ciudad de Burriana”.

Igualmente, ha añadido, ejecutando estas obras “se acabará con la provisionalidad de las deficientes dependencias de los Servicios Sociales actuales para ubicarlos en este remozado y moderno edificio, que concentrará otros servicios de atención al público”.

En esa línea, ha destacado que esta iniciativa se puede realizar, por fin, tras la firma a finales del pasado año del acuerdo de cesión de uso por 30 años del edificio por parte del Gobierno a favor del Ayuntamiento de Borriana, “cuestión fundamental para recibir el dinero de los fondos Feder para la rehabilitación del edificio”.

La alcaldesa ha recordado que el edificio albergaba, hasta 2003, el Centro de Salud de la localidad que quedó en desuso tras la inauguración del nuevo Centro de Salud. Con la entrada de la nueva Corporación en 2015, ha afirmado la primera edil, el equipo de gobierno “retomó la reivindicación, realizando continuos y efectivos contactos con todos los estamentos implicados, al objeto de modificar la temporalidad de la cesión que impedía la aplicación de subvenciones de los Fondos Feder para la rehabilitación del edificio”.


 

  • Construidos en la primera fase de ampliación del camposanto que contempla los trabajos de urbanización, con la creación de las calles y las zonas verdes
  • La ampliación prevista para los próximos meses permitirá crear un total de 336 nichos más

El cementerio de Burriana ya tiene la autorización municipal para poder enterrar en los 140 nichos nuevos que se han construido en la primera fase de las obras de ampliación del cementerio prevista por el ejecutivo municipal, y que permitirá la creación de 336 nuevos nichos durante los próximos meses.


Según ha explicado el concejal de Cementerio, Hilario Usó, en esta primera fase de obras, ya concluidas, solo falta la instalación del mobiliario urbano para recepcionar las obras. En ellas se incluyen además de la construcción de los 140 nichos nuevos, los trabajos de urbanización, con la creación de las calles y las zonas verdes, y también la red de alcantarillado y agua potable, así como el cierre y los accesos a esta zona anexa al recinto actual.


Adicionalmente, además de los 140 nuevos nichos, el cementerio municipal de Borriana cuenta en la actualidad con otros 50 nichos vacíos en la parte antigua. Por otra parte, el resto de la ampliación del cementerio municipal que se ejecutará a lo largo de los próximos años en diferentes fases, permitirá crear al menos 336 nichos más de los que dispone actualmente el cementerio.


La ampliación está prevista en la parcela municipal de 13.165 metros cuadrados situada junto a la carretera de acceso a la localidad. De esos 13.165 metros de solar, 10.135 es destinan a la ampliación del cementerio y el resto 3.030 metros es mantendrán como zona exterior.


Cabe recordar que el pasado mes de mayo el Ayuntamiento realizó obras de renovación de toda la red de agua potable del cementerio municipal para mejorar y garantizar completamente la calidad del servicio. Esta actuación de canalización del agua potable con un presupuesto de cerca de 36.000 euros supuso la renovación de aproximadamente 600 metros lineales de tubería, la instalación de 11 bocas de riego y tres nuevas fuentes de agua, así como la reposición del pavimento y hormigón. Asimismo, se acometieron las obras de la canalización soterrada del alumbrado público desde la puerta de entrada hasta la ermita y cuya instalación era aérea.


Asimismo, Hilario Usó ha indicado que el Ayuntamiento está reparando la pérgola del cementerio de la barraca “muy deteriorada” y, en breve, se realizarán las obras de mejora en los vestuarios y duchas del personal.

 

  • La moción insta al Ministerio de Transportes y a la Conselleria de Política Territorial a que a la mayor brevedad posible se inicien las actuaciones pertinentes para garantizar la necesaria conexión
  • La alcaldesa considera que las actuaciones “son relativamente sencillas de hacer y con un coste muy bajo”, porque se pueden aprovechar las infraestructuras existentes

El equipo de gobierno municipal de Borriana propondrá esta tarde en el Pleno del mes de agosto, que se celebra por anticipado el 30 de julio, una moción para solicitar al Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana y a la Conselleria de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad la apertura de una salida y entrada directas a la autopista AP7 aprovechando las infraestructuras existentes.


En la moción se insta a que a la mayor brevedad posible se inicien las actuaciones pertinentes para garantizar la necesaria conexión entre el sur del puerto de Burriana y la AP7, y lo justifica porque los accesos actuales en esta zona vital para la economía local se hacen a través de la avenida Jaime Chicharro (al sur), y la avenida la marina (carretera del Grau, al norte) con una intensidad diaria de más de 20.000 vehículos.


En el escrito que será aprobado en el Pleno, el gobierno municipal recuerda que estas dos vías cuando se abrieron eran carreteras interurbanas, y hoy en día se han convertido en vías urbanas y los accesos se hacen a través del casco urbano del municipio.


La alcaldesa de Borriana, Maria Josep Safont, aduce para su reivindicación la actividad de la zona marítima, dado que la población del litoral forma un núcleo urbano de alrededor de 5.000 habitantes que se incrementa con 35.000 más durante el verano. Además, ha precisado, cuenta con “una infraestructura tan importante como su puerto con cerca de 700 amarres para embarcaciones deportivas y más de 30 embarcaciones dedicadas a la pesca con capturas anuales de alrededor de 2.000 toneladas”, actividades a las que ha añadido sus varaderos y la más reciente actividad auxiliar de la acuicultura.


Para Maria Josep Safont, desde que se pusieron en funcionamiento la CV18 y la A7, las comunicaciones de Burriana han mejorado sustancialmente, sin embargo, en el ámbito local el Port de Borriana y toda su zona marítima, ha lamentado, “siguen con conexiones precarias”.


Además, ha indicado que la salida actual de la AP7 a Borriana se encuentra a más de 7 km del puerto y el acceso a esta transcurre por vías urbanas de Borriana y Les Alqueries, y con la reciente liberalización de la AP7, que pasa a tan solo 4 km del Port de Borriana, supone un incremento de tráfico en esta vía y, por tanto, “también es previsible que se planteen nuevas conexiones viarias con los municipios contiguos”.


Igualmente, la alcaldesa considera que las actuaciones para poder conectar el litoral de Borriana con la AP7 “son relativamente sencillas de hacer y con un coste muy bajo porque se pueden aprovechar las infraestructuras existentes”.


Entre las posibilidades ha señalado el camino de la Pedrera, que sería suficiente para un vial convencional con carriles de 3,5m y arcenes de 1,5m, equivalente a una carretera nacional como la N-340, y al llegar a la zona urbana del Port, conectar con el eje de Descobridors- Av. Cañada Blanch, que enlazaría directamente con el Grau.


También se ha referido al trazado del camino de la Pedrera, que en la práctica totalidad de su recorrido transcurre por terrenos rústicos sin afecciones destacables, de forma que sería fácilmente ampliable en caso de necesidad.


Según se desprende del escrito, la conexión septentrional con la carretera del Grau y los núcleos más importantes de la provincia, como Almassora, Castelló o Vila-real, alberga soluciones inminentes, porque aunque ahora se realiza a través de una vía periurbana, como la avenida del Setze de juliol, está previsto el enlace directo con la CV-18 que se contempla junto con las obras de urbanización del sector de Sant Gregori y que aliviará el tráfico de esta avenida.


En cambio, la conexión meridional de la zona marítima no presenta soluciones tan inminentes y todo el tráfico proveniente del litoral mediterráneo, todo el tráfico que pueda llegar del eje constituido por la A23 que une Sagunto con Somport y el que llega desde la A3 que une València con Madrid y, por tanto, con otras grandes capitales del Estado, accede al Port y a la zona marítima a través de vías urbanas.


En la zona urbana del port de Borriana y para evitar saturar la zona urbana de la Pedrera, ha precisado Maria Josep Safont, sería fundamental desarrollar las unidades A18 y A21 que conectarían la Pedrera con Cañada Blanch, y por lo tanto con la avenida Jaime Chicharro y el Grau.

 

  • La alcaldesa de Borriana, Maria Josep Safont, se ha reunido esta mañana con el gerente del Departamento de Salud de la Plana, Miquel Rovira, y con los responsables de la Policía Local
  • Se han realizado ya todas las pruebas a las personas del entorno de los positivos y Salud Pública ha informado que la situación y la trazabilidad estás controladas

La alcaldesa de Borriana, Maria Josep Safont, ha confirmado la detección de un nuevo brote de coronavirus en el municipio, con cuatro contagios relacionados de una misma familia, tras la reunión mantenida esta mañana con el gerente del Departamento de Salud de la Plana, Miquel Rovira.


En la reunión han participado también la directora de Enfermería de Atención Primaria del Departamento de Salud de la Plana, Amparo Andrés, la concejala de Salud, Dolores Carbonell, y también, posteriormente, los responsables de la Policía Local del municipio.


Según ha indicado la alcaldesa, el brote de Covid-19 se originó tras regresar un trabajador agrario de Lleida, y ha precisado que Salud Pública ha realizado ya todas las pruebas a las personas del entorno de los positivos. Salud Pública ha informado de la situación y ha trazado el mapa de contactos familiar para localizar, si los hubiera, más positivos. Además, la Policía Local colabora en el seguimiento para que se cumpla el confinamiento de los afectados por el brote familiar.


Aunque el brote familiar “está controlado”, Maria Josep Safont ha reconocido que "claro que preocupa", por eso ha apelado a la responsabilidad ciudadana “las personas tienen que evitar aglomeraciones, respetar las distancias de seguridad y cumplir las normas sanitarias de uso de mascarillas, y en la limpieza y desinfección de manos”.


Paralelamente, el municipio ha registrado ocasionalmente casos positivos de coronavirus aislados en los últimos días, aunque sin relación con este brote familiar.


En ese sentido, ha señalado Maria Josep Safont, los centros de salud del municipio “trabajan todos los días en la búsqueda activa para la detección de casos, realizando pruebas ante la mínima sospecha de posibles contagios y con seguimientos constantes”. Por ello, ha querido agradecer “el esfuerzo diario y la tenaz labor que están realizando los y las profesionales de los servicios sanitarios de Atención Primaria de Borriana en la lucha contra la pandemia”.


La alcaldesa de Borriana ha querido trasladar a la población un mensaje de tranquilidad y un llamamiento a la sensatez y a la responsabilidad de los vecinos y vecinas, y ha indicado que "estos casos, tal y como han informado desde Salud Pública, están controlados, ya que se han producido en una misma familia. Se han realizado ya todas las pruebas a las personas del entorno de los positivos y la situación y la trazabilidad está controlada”.


Maria Josep Safont ha pedido "prudencia en nuestros hábitos, uso de mascarilla y distancia social, y también ha instado a “ser rigurosos con la información” y evitar “comentarios que provengan de fuentes desconocidas” para no colaborar a “crear situaciones de intranquilidad".


En esta línea ha asegurado que si fuera necesario adoptar cualquier medida, tanto Sanidad como el Ayuntamiento “informaremos de las acciones que de momento no se contemplan, ya que la situación está bajo seguimiento de la Conselleria de Sanitat”, ha concluido.