Cambio de sentido de dos calles en la zona dle puerto de Burriana
  • El cambio afectará a la calle Chicharro y a Illes Balears que invierten su sentido desde el próximo lunes 14 de junio


El Ayuntamiento de Burriana modificará el sentido de la circulación de dos tramos de vía en la zona del Port para regular y mejorar los flujos de tráfico- Por lo que el consistorio advierte del cambio que será efectivo desde el próximo lunes día 14 de junio.

La modificación afecta a la calle Chicharro y a la calle Illes Balears que invierten su sentido en el tramo que va desde la calle Juan Sebastián Elkano hasta la calle les Barques, y la señalización ya ha sido instalada en las calles afectadas por el cambio de sentido.

Según ha explicado el concejal de Servicios Públicos, Vicent Aparisi, la necesidad de cambiar el sentido de la circulación en estas dos calles atiende a informes del departamento técnico y, con esta medida, se pretende que los vehículos que procedan de la calle Juan Sebastián Elkano con la intención de ir al camí Serratella “no tengan que llegar casi a la avenida Mediterránea y luego volver para buscar este camino”.

Al respecto, ha recordado que hace poco más de un año se efectuó la modificación de sentidos de la calle Illes Columbretes, y como consecuencia dos calles seguidas (Illes Columbretes e Illes Balears) quedaron con el mismo sentido de circulación, por lo que los vehículos que, circulando por la calle Juan Sebastián Elkano tienen la intención de ir hacia la zona de la Serratella, deben llegar hasta la calle Jaime Chicharro.

Para Aparisi, con estas modificaciones viarias “se acorta el desplazamiento de estos vehículos” y, además, “sin duda se mejorarán las condiciones actuales de ambas vías que pretende facilitar el flujo circulatorio de tráfico en una zona de densidad de circulación, al ser un paso hacia la zona de la Serratella y hallarse en una delas vías un supermercado muy concurrido”.

Así, el objetivo de esta actuación, ha asegurado Aparisi, es “facilitar el acceso de vehículos con el objeto de mejorar la movilidad en la zona tanto para los residentes como para los vehículos de paso”.

Burriana se adapta a los nuevos límites de velocidad
  • En el resto de vías urbanas aplicará el límite de velocidad de 20 km/h en vías que disponen de plataforma única de calzada y acera, y a 30 km/h en vías de un único carril por sentido de circulación


Un total de 18 viales de Burriana contarán con el límite de velocidad permitida a 50 km/h, según se desprende del plan elaborado por equipo de Gobierno municipal, los Servicios Técnicos y la Policía Local para implantar los nuevos límites de velocidad en la ciudad, tras la entrada en vigor el pasado 11 de mayo de la medida que forma parte del paquete de reformas legales en materia de tráfico y circulación aprobadas por el Gobierno en noviembre de 2020, al objeto de reducir la accidentalidad en las vías urbanas, especialmente entre los usuarios más vulnerables.

En el resto de vías urbanas del municipio se aplicará el límite de velocidad de 20 km/h en vías que disponen de plataforma única de calzada y acera, y a 30 km/h en vías de un único carril por sentido de circulación.

Cabe recordar que todos los Ayuntamientos desde la entrada en vigor de la normativa cuentan con la opción de reducir los límites en las vías que consideren, no sin antes haber cambiado la correspondiente señalización. Asimismo, los consistorios también tienen capacidad para aumentar a 50 kilómetros/hora la velocidad máxima en vías de un único carril por sentido de circulación.

Burriana se adapta así estos días a los nuevos límites de velocidad en vías urbanas derivados de la modificación del Reglamento General de Circulación tras su estudio y tras alcanzar un consenso politicotécnico para que sea lo más cómoda y beneficiosa para los vecinos y las vecinas, y tratar de evitar el malestar social en la ciudadanía que podría acarrear por un exceso de multas de elevado importe, puesto que 30 km/h es una velocidad que rápidamente se sobrepasa en avenidas amplias del tipo Cañada Blanch o Mediterránea.

En estos momentos el consistorio ultima la instalación de la señalización vertical para renovar y actualizar la velocidad máxima de circulación en las calles que lo precisen y de esta forma implementar la próxima semana los nuevos límites de velocidad en las vías urbanas y travesías de la ciudad.

La alcaldesa de Borriana, Maria Josep Safont, ha destacado que la medida va en la línea marcada por el Gobierno en consonancia con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), y ha asegurado que estos cambios son “una oportunidad para hacer una ciudad más amable, más segura y sostenible, siguiendo la línea de trabajo iniciada por el equipo de gobierno para alcanzar nuestro modelo de ciudad”.

Asimismo, Maria Josep Safont ha subrayado los beneficios asociados a esta nueva normativa para conseguir “una movilidad más segura y sostenible, garantizar el flujo de tráfico y favorecer los desplazamientos sostenibles”, al tiempo que ha indicado que reducir los límites de velocidad es “el mejor instrumento de seguridad vial en el ámbito urbano”.

Listado con la propuesta municipal de los viales a 50 km/h

1. Av. Jaime Chicharro, desde la piscina hasta la esquina de la C/ Migjorn

2. Camí Grau, desde Mercadona hasta Av. Cañada Blanch

3. Av. Mediterránea, desde el Grau hasta el Port

4. Av. Almassora, desde la CV-18 hasta Pl. la Fira

5. Av. Vila-real, desde CV-18 hasta la primera vivienda de la población

6. Ronda Pedro IV

7. Camino Serratella, se deja a 40 km/h como hasta ahora

8. Av. Setze de Juliol

9. Av. del Transport, desde ctra. Nules hasta camí Llombai

10. Av. Londres

11. Av. París

12. Av. Unión Europea

13. Camí d'Onda, desde Cubedo Giner hasta CV-18

14. Ctra. Nules, desde Av. del Transport hasta CV-18

15. Av. V. Enrique Tarancón, desde camí del Grau hasta camí la Cossa

16. Camí la Cossa, entre Av. Setze de Juliol y Av. V. Enrique Tarancon

17. Av. Cañada Blanch

18. C/ la Marina

Tractor Borriana
  • - Vía Pública ya cuenta con un segundo tractor y recibirá una nueva máquina despedregadora para poder trabajar diariamente en los arenales

 

Este verano el Ayuntamiento de Borriana adecuará la arena de las playas todos los días, gracias a la adquisición de nueva maquinaria, que permitirá trabajar en los arenales con el doble de rapidez.

El servicio de Vía Pública ha adquirido un segundo tractor y contará en breve con una nueva máquina despedregadora, con lo que podrán adecuar las playas del municipio con dos equipos, en lugar de con solo uno como se venía realizando hasta la fecha, y así poder efectuar la limpieza a diario en lugar de en días alternos.

El concejal de Servicios Públicos, Vicent Aparisi, ha asegurado que esta inversión “permitirá a los operarios municipales trabajar con dos tractores y su respectiva maquinaria, doblando la extensión de terreno sobre la que se puede actuar”. De esta manera, como ha explicado, “en lugar de adecuar las playas en días alternos se podrá hacer todos los días”.

Por su parte, la edil de Turismo, Sara Molina, ha destacado que “la ampliación del servicio con estos tractores mejorará diariamente el estado de las playas de Borriana, por lo que redundará en la apuesta del Ayuntamiento por unas playas de la máxima calidad para un turismo exigente”.

Con la compra de esta maquinaria, el Ayuntamiento contará con dos tractores para su uso en los arenales, así como con sus respectivas máquinas despedregadoras, con las que se podrá cribar, airear y aplanar la arena.

Con ellas se podrá barrer toda la extensión de las playas a diario. El proceso comienza con el uso de las despedregadoras, que criban las piedras de mayor tamaño, pasándolas por un tamiz, para posteriormente airear y aplanar la arena.

Además, esta nueva máquina tractora de 115cv se podrá utilizar para otras tareas, como el desbrozado de zonas como la del cauce del río o el arreglo de caminos con el uso de los cajones aplanadores que se pueden acoplar.

El Ayuntamiento elimina una palmera afectada de picudo rojo
  • A pesar de los tratamientos efectuados desde el consistorio para poder recuperarla finalmente ha tenido que ser eliminada


El Ayuntamiento de Burriana ha decidido eliminar una palmera canaria de la rotonda de entrada al puerto afectada por el parásito conocido como picudo rojo (Rhynchophorus Ferrugineus) porque “supone un riesgo “alto” de caída cercana al vial, y por tanto para la seguridad de las personas”, según ha anunciado el concejal delegado de Servicios Públicos, Vicente Aparisi.

Sobre el asunto, ha explicado que se ha procedido a su eliminación “tras años siendo tratada mediante ducha y la aplicación de tratamientos mensuales que combinan productos biológicos y químicos para combatir el ataque del picudo rojo y poder recuperarla”.

Sin embargo, ha precisado que desde hace aproximadamente un mes se ha observado que el estado de la palmera “ha empeorado irremediablemente, la corona ya no saca nuevo brote y su interior está descompuesto” por lo que existía “un riesgo alto de caída cercana al vial”.

Al respecto ha recordado que entre las medidas fitosanitarias para la lucha contra la plaga de picudo, se recomienda eliminar aquellas palmeras gravemente afectadas que no puedan recuperarse del ataque del picudo rojo. La empresa Ferrovial, concesionaria del servicio de Jardinería de Burriana se ha encargado de los trabajos de tala y eliminación de la palmera afectada por la plaga.

El regidor de Servicios Públicos ha informado que en general en el municipio, “el porcentaje de palmeras atacadas por picudo es alto y que sólo han llegado a morir dos unidades en los últimos 2 años, lo cual es un porcentaje muy positivo, ya que esta plaga es devastadora”.

Asimismo ha manifestado que, además del tratamiento preventivo contra el picudo en las palmeras mediante difusión por dichas unidades, “estamos llevando a cabo una campaña de tratamiento por endoterapia en todas las palmeras canarias con el fin de reforzarlas y evitar que esta plaga siga afectándoles”.

Opinión vecinal sobre el bulevar de La Bosca
  • El concejal de Servicios Públicos, Vicente Aparisi, ha realizado una visita al barrio la Bosca y se ha entrevistado con el vecindario


El concejal de Servicios Públicos, Vicente Aparisi, ha realizado una visita a los vecinos y vecinas del barrio la Bosca, en la que han compartido su opinión y valoraciones sobre las obras acometidas en esta zona de la ciudad y que suponen el inicio para la regeneración global del barrio, al amparo de los proyectos cofinanciados con fondos europeos con el objetivo de favorecer la inclusión social y la regeneración urbana de la Bosca.

Se trata de una de las intervenciones prioritarias del equipo de gobierno en esta nueva legislatura y Aparisi, que se ha encontrado con algunos vecinos y vecinas, ha querido sondear y recabar su punto de vista y consideraciones sobre las actuaciones desarrolladas por el consistorio en el barrio. Según ha explicado, ha obtenido “una respuesta favorable por parte del vecindario, siempre teniendo presente que todo se puede mejorar”.

Durante el encuentro con distintas personas del barrio, el regidor les ha explicado que el gobierno municipal pretende “cambiar la fisionomía y el estigma de que adolece el barrio la Bosca desde los años 90, con un proyecto de intervención global a desarrollar en varios años”.

Un proyecto al que ha calificado de “ambicioso” y que, ha señalado, ya ha comenzado con la creación de un bulevar de avenidas con amplias aceras y nuevo mobiliario urbano y con la renovación de las redes de agua potable, alcantarillado y telefonía, y la sustitución de las farolas, con el fin de reconvertir paulatinamente la zona de manera integral.

Esta intervención ha contado con una inversión de cerca de 700.000 euros cofinanciada en un 50% por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) en el marco del Programa Operativo de Crecimiento Sostenible en la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado (Edusi), dentro de las medidas para promover la inclusión social y luchar contra la pobreza y cualquier forma de discriminación.

Aumenta el abandono de voluminosos en vía pública en Burriana
  • Según el informe de Fobesa, de los 2.079 puntos de recogida realizados, casi la mitad, 1.020, han sido retirados por estar abandonados en la vía pública sin aviso

  • Dejar o tirar enseres está considerado por las ordenanzas municipales una falta grave que conlleva una multa de 600 a 30.000 euros


La recogida de voluminosos y enseres en Burriana durante los primeros cuatro meses de este año arroja una cifra de 97.240 kg, en 2.079 puntos de recogida, de los cuales casi la mitad, 1.020, han sido retirados por estar abandonados en la vía pública sin aviso, según se desprende del informe de Fobesa.

El concejal de Servicios Públicos del municipio, Vicente Aparisi, ha indicado que, “lamentablemente”, se ha detectado un nuevo repunte de desechos de voluminosos abandonados en la calle, y ha precisado que por esta razón el equipo de gobierno ha solicitado a la Policía Local que intensifique las indagaciones para multar a las personas responsables de las infracciones, porque el incumplimiento de la ordenanza de convivencia ciudadana se penaliza con sanciones económicas.

De hecho, tal como ha indicado Aparisi, desde enero hasta abril, la Policía Local ha interpuesto 12 sanciones por arrojar o depositar restos voluminosos en la vía pública. Al respecto, ha reiterado que abandonar, dejar o tirar enseres es una “conducta incívica” y considerada en la ordenanza municipal “una falta grave que conlleva una multa de 600 a 30.000 euros”.

Aparisi ha atribuido el aumento de los abandonos a “la dejadez o la comodidad” porque el Ayuntamiento y Fobesa facilitan los medios con la recogida gratuita todos los martes y los jueves previo aviso telefónico. Además, ha manifestado que la retirada de estos grandes desperdicios abandonados sin aviso “encarece el sistema de recogida municipal y lo complica”.

El concejal de Vía Pública ha hecho hincapié en que “los muebles, electrodomésticos y enseres que sobran en una casa también sobran en la calle” y ha indicado que se deben de llevar al Ecoparque municipal o respetar los días, horarios marcados y condiciones para depositar esos objetos”.

En este apartado, el concejal de Servicios Públicos, Vicent Aparisi, ha subrayado que de enero a abril de este año, los servicios de recogida de voluminosos han retirado enseres abandonados en la vía pública o en contenedores en 1.020 puntos, es decir en el 49 por cien del total, frente a las 1.059 recogidas con avisos, lo que supone el 51 por cien.

El concejal ha apelado, una vez más, a la “responsabilidad ciudadana”, pero también ha optado por medidas disuasorias, por lo que la Policía Local ha intensificado las averiguaciones y aplicará sanciones económicas a las personas infractoras.

Al respecto, Vicente Aparisi ha incidido en la “importancia” de que la ciudadanía se conciencie de la “trascendencia del reciclaje en todas sus vertientes”, para evitar “la proliferación de residuos abandonados en la vía pública, que perjudican al conjunto de la ciudadanía y dan una imagen de Borriana que no se merece el conjunto de la población”.

Cómo deshacerse de los voluminosos

Finalmente, ha recordado que las personas interesadas en deshacerse de voluminosos tienen que llamar a los teléfonos 964 518 712 de vía pública o al 964 536 761 de Fobesa para indicar la dirección y el número de enseres a retirar, que tendrán que depositar en su puerta en el horario y fechas acordadas o llevar al Ecoparque municipal.

Protyecto estudiantes IES Jaume I parques Burriana
  • El Ayuntamiento de Burriana acoge la propuesta de los estudiantes para la zona de la Malva-rosa y se compromete a ejecutar la iniciativa


Cuatro alumnos del IES Jaume I de Borriana han presentado al Ayuntamiento una propuesta de mejora en parques y jardines de la zona de la Malva-rosa.

La iniciativa propone transformar algunos usos deportivos y mejorar mobiliario urbano, así como remodelar y pintar ciertos elementos, todo ello con un bajo coste para las arcas municipales.

Los alumnos, que mantuvieron una reunión con el concejal de Vía Pública, Vicent Aparisi, y técnicos del consistorio, presentaron su propuesta y el estudio que habían preparado al respecto, para realizar estas actuaciones de mejora de zonas verdes. La iniciativa, para la que los técnicos vieron plena viabilidad, fue acogida por el consistorio, que se comprometió a aceptarla y llevarla a buen puerto.

Por su parte, Aparisi ha destacado la importancia de que la ciudadanía «se implique en la mejora de lo público y comunique sus propuestas e iniciativas al Ayuntamiento» y ha recalcado la necesidad de «tener en cuenta las ideas y proyectos de los jóvenes del municipio», ya que la participación ciudadana «es una buena manera de profundizar en la democracia local y el municipalismo».

Acondicionamiento de la jardinería en la CV-18 y CR-18 en Burriana
  • Las obras, con un presupuesto de 350.000 euros, se enmarcan en las actuaciones de la Conselleria para mejorar el estado de conservación de las carreteras y rutas ciclistas de la Comunitat Valenciana


La Conselleria de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad ha comenzado los trabajos de acondicionamiento de la jardinería en la CV-18 y CR-18, en el término municipal de Burriana, dentro de las actuaciones que acomete para mejorar el estado de conservación de las carreteras y rutas ciclistas de la Comunitat Valenciana.

Estos trabajos, que se van a centrar desde el PK 8+000 hasta el 11+500 de la CV-18, aproximadamente, tienen como principal objetivo incrementar la seguridad vial y fomentar el uso de la bicicleta y otros medios de transporte sostenible.

Las obras, cuya inversión ascenderá aproximadamente a 350.000 euros, tendrán una duración aproximada de tres meses, y se estima que estarán finalizadas para el próximo mes de junio de 2021.

La carretera CV-18, que pertenece a la Red Básica de Carreteras de la Comunitat Valenciana, nace en la carretera estatal CS-22 de acceso al puerto de Castelló, como continuación de la avenida de Casalduch de Castelló, y llega hasta la N-340, en el término municipal de Nules. Tiene una longitud de cerca de 16 kilómetros, de los que en casi 15 la carretera está desdoblada, existiendo una calzada con dos carriles para cada sentido de circulación.

Desde el PK 0+000 de la CV-18 hasta el acceso a Mascarell, en Nules, discurre en paralelo a esta carretera la ciclorruta CR-18, llegando a los casi 15 kilómetros de longitud, que permite la comunicación mediante medios de transporte sostenibles, no solo de las poblaciones que alcanza la CR-18, como Almassora, Burriana y Nules, sino también de Vila-real y les Alqueries, que llegan a la CR-18 a través de la CR-185 y la CR-222, respectivamente.

Actualmente, desde el PK 8+000 hasta el 11+500, es decir, desde la conexión del CR-185 que viene de Vila-real hasta el polígono Carabona situado al sur de Burriana, justo antes de cruzar la AP-7, existen unas deficiencias en la jardinería de la mediana de la CV-18 y junto a la CR-18 que pueden comprometer la seguridad y comodidad de la conducción de los usuarios y las usuarias de la CV-18 y también de la CR-18.

Las deficiencias detectadas son en la mediana de la CV-18, presencia de especies que levantan el pavimento de la carretera. Asimismo, junto a la CR-18 hay presencia de especies que levantan el pavimento de la carretera y hay falta de especies vegetales que doten de sombra al carril bici

Los trabajos que acometerá la Conselleria consistirán en la retirada de las especies en la mediana de la CV-18 y junto a la CR-18 que causan los desperfectos en el pavimento, así como la plantación en la mediana de la CV-18 de especies arbustivas como Teucrium fruticans (unas 4.300 unidades) y Westringia fruticosa, (unas 5.700 unidades), para evitar que las raíces deterioren el pavimento y, a la vez, protejan a los vehículos de los deslumbramientos.

Junto a la ciclorruta CR-18 se plantarán 350 unidades de morus alba 'frutiless', que proporcionarán una mayor sombra a los usuarios sin ser agresivos con el pavimento de la ciclorruta.

El conseller de Obras Pública, Arcadi España, ha recordado que la seguridad vial es una prioridad y todos los factores de la vía son esenciales para la seguridad en la conducción y hay que prestar especial atención a la jardinería para evitar, por ejemplo, raíces que levanten el pavimento o un crecimiento desmedido que pueda llegar a dificultar la visibilidad, en cambio, la plantación de ciertas especies y de cierta forma pueden evitar deslumbramientos".

También se ha referido a las vías ciclopeatonales, donde el ajardinamiento tiene además el papel de proporcionar sombra a viandantes y ciclistas, "ya que con nuestro clima, utilizar estos itinerarios a pleno sol no solo es incómodo, sino que puede llegar a ser peligroso, y cuando hablamos de seguridad lo hacemos en el sentido más amplio".