La campaña 'Recicla tus aparatos' llega a Burriana
  • La campaña, que celebra este año su 4ª edición, tendrá lugar en Burriana el próximo 18 de enero en la plaza Mayor de 10h a 19h

  • Todos los ciudadanos que reciclen al menos un RAEE entrarán en el sorteo de diferentes premios valorados en 2.000 euros

  • Esta iniciativa, impulsada por la Generalitat Valenciana, tiene como finalidad informar y concienciar a la ciudadanía sobre la necesidad de saber reciclar de manera correcta los aparatos eléctricos y electrónicos


Un año más, Burriana se suma a una nueva edición de la campaña ‘Recicla tus aparatos’, una iniciativa impulsada por la Generalitat Valenciana con la finalidad de informar y concienciar a la población sobre la necesidad e importancia del correcto reciclaje de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE), según ha anunciado el concejal de Sostenibilidad Medioambiental, Bruno Arnandis.

Así, el próximo lunes, 18 de enero, llega a Burriana la 4ª edición de la campaña y se desarrollará de 10h a 19h en la plaza Mayor. La Covid-19 ha obligado a poner en marcha un operativo adaptado a la nueva situación sanitaria, por ese motivo, en lugar de recorrer el municipio con las bicicletas con remolque, este año como novedad se instalará, en la plaza Mayor, un punto limpio móvil donde se podrán depositar esos pequeños electrodomésticos estropeados o en desuso.

Por ese simple gesto, los vecinos y vecinas tendrán la oportunidad de participar en el sorteo de diferentes premios valorados en 2.000 euros, sorteos que se trasladarán también a las redes sociales, a través de la página de Facebook y de Instagram @reciclatusaparatos.

La acción que se desarrollará el lunes se concreta en la información y concienciación, así como en la recogida de aparatos eléctricos y electrónicos en desuso que los vecinos tengan en sus hogares con el fin de garantizar así su correcto reciclaje.

Con esta campaña, la Generalitat y el Ayuntamiento de Burriana pretenden concienciar sobre la necesidad de saber reciclar y, al mismo tiempo, “garantizar el correcto reciclaje de estos aparatos que, en muchas ocasiones, acaban en los contenedores convencionales, con el alto grado de contaminación y el peligro para la salud que generan”, ha lamentado el responsable municipal.

La campaña está impulsada por la Conselleria de Agricultura y Medio Ambiente, en colaboración con las mayores plataformas del sector: Recyclia (Ecopilas, Ecofimática, Ecoasimelec y Tragamóvil), Ecolec, Ecotic, Ambilamp y Ecoraees).

En todos los domicilios, y también en los comercios y oficinas, ha señalado el concejal, es frecuente la acumulación de aparatos eléctricos y electrónicos en desuso, como por ejemplo teléfonos móviles, radios y muchos más artilugios. El objetivo, ha explicado el edil de Sostenibilidad Medioambiental, es “implicar a toda la ciudadanía”, y en ese sentido se aspira a recoger “el mayor número posible de toneladas de aparatos eléctricos y electrónicos”.

Instalados los contenedores marrones para el reciclaje orgánico en Borriana
  • Para que las familias puedan separar también los residuos orgánicos procedentes de restos de comida, verduras, huesos, posos de café e infusiones; tapones de corcho, cerillas y serrín, papel de cocina sucio y servilletas de papel usadas, entre otros
  • Entre hoy y mañana lunes finalizará la instalación de los contenedores precintados y el martes 22 comenzará el servicio de recogida selectiva

 Esta semana han comenzado a llegar a Burriana los 100 contenedores marrones destinados exclusivamente a la recogida de residuos orgánicos procedentes de restos de comida, fruta o verdura, según ha señalado la alcaldesa de Borriana, Maria Josep Safont.

La implantación del contenedor marrón en el municipio es una experiencia piloto, con el reparto inicial de 100 contenedores de 1.200 litros distribuidos en diferentes zonas de la ciudad. La alcaldesa ha explicado que entre hoy y mañana lunes finalizará la instalación con precinto de los contenedores y el próximo martes 22 de diciembre comenzará a funcionar “por primera vez” el servicio de recogida de residuos orgánicos.

Una iniciativa que, a juicio de la alcaldesa “incrementa la eficacia de la recogida selectiva, lo que redundará en el interés medioambiental y supondrá un beneficio económico para el municipio y la ciudadanía, puesto que cuanto más se recicla menor es el coste de la gestión del servicio de residuos”.

Al respecto, la alcaldesa ha precisado que de los 100 contenedores iniciales, el consistorio adquiere en propiedad 89, mientras que los 11 restantes son cedidos por la concesionaria Fobesa.

Con esta mejora en la gestión de los residuos urbanos, ha destacado Maria Josep Safont, el Ayuntamiento “da un paso más en el cumplimiento del Plan Integral de Residuos de la Comunitat Valenciana”, y ha añadido que se trata de “una apuesta importante que cumple la normativa europea para la recogida selectiva y el tratamiento de residuos en la ciudad”.

Respecto a la ubicación de los 100 nuevos contenedores iniciales, la alcaldesa ha señalado que, como norma general, se ha seguido el criterio de colocar un contenedor marrón en cada una de las zonas donde se encuentran otros contenedores de reciclaje de plástico, papel-cartón, vidrio y fracción resto.

Esta acción es el paso previo a la ampliación de la instalación de contenedores  marrones para la implantación definitiva, de forma paulatina, de la red del servicio de reciclaje orgánico y de la red de recogida asociada en todo el municipio. La experiencia piloto, ha manifestado la alcaldesa, “permitirá recabar la información necesaria para extender este servicio a toda la ciudad, de forma escalonada”.

La recogida del nuevo contenedor marrón destinado al residuo orgánico o ‘biorresiduo’ se realizará diariamente por Fobesa, empresa concesionaria del servicio, y va a suponer una ampliación del servicio de recogida de basuras, con un incremento de unos 85.000 euros anuales para el municipio.

El objetivo es que las familias puedan separar también los residuos orgánicos compuestos de materia biodegradable procedentes de restos de comida, alimentos, verduras, huesos, cáscaras de huevo, de mejillón, posos de café e infusiones; tapones de corcho, sin añadidos de plástico u otros materiales; cerillas y serrín; papel de cocina sucio, servilletas de papel usadas y pequeños restos de jardinería, entre otros.

Burriana proyecta un plan local para afrontar el cambio climático

 

  • El consistorio pone a disposición de los vecinos y las vecinas el informe meteorológico del último temporal


Ante la vulnerabilidad de Burriana frente a los fenómenos meteorológicos extremos, el Ayuntamiento plantea realizar un plan municipal de adaptación al cambio climático, según ha anunciado el concejal de Sostenibilidad Medioambiental, Bruno Arnandis, quien ha subrayado la necesidad de “contar con una estrategia local para prever y mitigar los cambios en el clima que pueden afectar negativamente a nuestra localidad”.

Es fundamental, ha destacado Arnandis, que el consistorio disponga de un proyecto de adaptación al cambio climático, y ha adelantado que la concejalía de Sostenibilidad Ambiental impulsará próximamente su redacción.

Un plan que, según ha asegurado, englobará al mismo tiempo algunos que ya existen, como el plan de acción municipal frente al riesgo de inundaciones o el plan de prevención de incendios forestales, y también otros que el Ayuntamiento está ultimando cofinanciados por los Fondos FEDER dentro del marco del EDUSI, como el de movilidad sostenible, o eficiencia energética.

El responsable municipal de Sostenibilidad Ambiental ha indicado que en pocos años se han batido varios récords de precipitación máxima en 24 horas, registrados en la estación de AEMET de Almassora: en enero de 2017 (117mm), marzo de 2020 (150mm), octubre de 2018 (119mm), y diciembre de 2019 (106mm).

Para Arnandis, “estos datos son preocupantes en una localidad que por sus condiciones es muy vulnerable a fenómenos meteorológicos extremos”, y como ejemplo ha indicado que la Confederación Hidrográfica del Júcar la sitúa como “la cuarta más vulnerable frente al riesgo de inundaciones en toda la cuenca del Xúquer”.

Respecto al informe meteorológico correspondiente al último episodio de lluvias intensas ocurridas el 5 de noviembre, Arnandis ha señalado que ya está disponible en la página web del ayuntamiento o directamente a través del enlace: http://www.burriana.es/ayuninf/destacados/2020-11-informemetereologico.pdf.

El informe está realizado por la empresa Inforatge SL, actualmente contratada por el Ayuntamiento para la gestión de las dos estaciones meteorológicas municipales y de una tercera, propiedad de la cooperativa Sant Josep. Este servicio, además del mantenimiento de las estaciones y de ofrecer alertas personalizadas, también incluye la redacción de informes en caso de episodios extremos para que cualquier vecino que haya sufrido daños debidos a los fenómenos meteorológicos pueda acreditarlo donde haga falta.

En esta ocasión, ha recalcado el responsable del área, si bien las cantidades totales de lluvia no han sido muy elevadas, “sí que se han registrado intensidades torrenciales en las tres estaciones municipales de 96, 122 y 150 mm/hora en las estaciones del Ayuntamiento, de Santa Bárbara y de la Serratella, respectivamente. De hecho, ha precisado, en el caso de la Serratella se registraron 40 litros en tan solo 20 minutos, intensidad que se puede asimilar a fenómenos que tendrían que darse cada 100 años”.

Los contenedores marrones llegan a Borriana
  • Para que las familias puedan separar también los residuos orgánicos procedentes de restos de comida, verduras, huesos, posos de café e infusiones; tapones de corcho, cerillas y serrín; papel de cocina sucio y servilletas de papel usadas, entre otros
  • En las próximas semanas llegarán los contenedores que permanecerán precintados hasta el 30 de noviembre

 Durante las próximas semanas llegarán a Burriana  los contenedores marrones destinados exclusivamente a la recogida de residuos orgánicos procedentes de restos de comida, fruta o verdura, según ha adelantado la alcaldesa de Borriana, Maria Josep Safont.

La implantación del contenedor marrón en el municipio es una experiencia piloto, con el reparto inicial de 100 contenedores de 1.200 litros distribuidos en diferentes zonas de la ciudad. La alcaldesa ha explicado que en dos semanas  se van a colocar precintados y el día 30 de noviembre se les quitará el precinto “con la idea de comenzar a realizar el servicio a partir del día 1 de diciembre de este año”.

Así, el sistema de recogida de residuos orgánicos de Burriana empezará a funcionar el próximo mes de diciembre, tras la modificación del contrato de recogida de residuos sólidos urbanos y limpieza viaria, relativo a la ampliación de contenedores marrones para recogida de selectiva en la ciudad.

Al respecto, ha destacado la alcaldesa que de esta forma Burriana dispondrá del servicio “por primera vez”, y ha precisado que de los 100 contenedores, el Ayuntamiento adquiere en propiedad 89 contenedores mientras que los 11 restantes son cedidos por la concesionaria Fobesa.

Una iniciativa que, a su juicio, “incrementa la eficacia de la recogida selectiva, lo que redundará en el interés medioambiental y supondrá un beneficio económico para el municipio y la ciudadanía, puesto que cuanto más se recicla menor es el coste de la gestión del servicio de residuos”.

Con esta mejora en la gestión de los residuos urbanos, ha destacado Maria Josep Safont, el consistorio “da un paso más en la recogida selectiva de la ciudad enmarcado en el cumplimiento del Plan Integral de Residuos de la Comunitat Valenciana”, y ha añadido que se trata de “una apuesta importante que cumple la normativa europea para el tratamiento de residuos”.

Respecto a la ubicación de los 100 nuevos contenedores iniciales, la alcaldesa ha señalado que, como norma general, se va a seguir el criterio de colocar un contenedor marrón en cada una de las zonas donde se encuentran otros contenedores de reciclaje de plástico, papel-cartón, vidrio y fracción resto.

Esta acción es el paso previo a la ampliación de la instalación de contenedores  marrones para la implantación definitiva, de forma paulatina, de la red del servicio de reciclaje orgánico y de la red de recogida asociada en todo el municipio. La experiencia piloto permitirá recabar la información necesaria para extender este servicio a toda la ciudad, de forma escalonada.

La recogida del nuevo contenedor marrón destinado al residuo orgánico o ‘biorresiduo’ se realizará diariamente por Fobesa, la empresa concesionaria del servicio, y va a suponer una ampliación del servicio de recogida de basuras, con un incremento de unos 85.000 euros anuales para el municipio.

El objetivo es que las familias puedan separar también los residuos orgánicos compuestos de materia biodegradable procedentes de restos de comida, alimentos, verduras, huesos, cáscaras de huevo, de mejillón, posos de café e infusiones; tapones de corcho, sin añadidos de plástico u otros materiales; cerillas y serrín; papel de cocina sucio, servilletas de papel usadas y pequeños restos de jardinería, entre otros.

 

El Ayuntamiento plana una carrasca para sustituir al cedro enfermo
  • Tras valorar otras especies, finalmente se ha plantado una encina (Quercus Ilex), un árbol de hoja perenne nativo de la región mediterránea

El Ayuntamiento ha finalizado la plantación de la carrasca (Quercus Ilex) en el jardín del Pla que sustituye al cedro enfermo que se eliminó tras vanos intentos por recuperarlo. La plantación de la nueva especie se ha reforzado con un cambio de sustrato en la base del cepellón, y se añade la planificación de riegos semanales.

Para sustituir el ejemplar del cedro se han valorado otras especies y, finalmente, se ha optado por una encina, un árbol de hoja perenne nativo de la región mediterránea de talla media y baja, que puede alcanzar de 16 a 25 metros de altura y que de joven suele formar matas arbustivas.

Cabe recordar que en noviembre del pasado año, el consistorio decidió talar el cedro ubicado en el jardín del Pla afectado por el hongo Phytophtora que había provocado la desecación y necrosis de ramas, así como un crecimiento muy irregular del mismo, y que suponía un riesgo para la seguridad de las personas usuarias de la zona ajardinada. Antes de talar el árbol, se trató de recuperar en diversas ocasiones por Cespa SA, mediante podas de saneamiento y aplicaciones de tratamientos fungicidas para sus afecciones,

La empresa Ferrovial, concesionaria del servicio de jardinería de Burriana, ha realizado tanto los trabajos de eliminación del cedro como de la plantación de la carrasca.


El Ayuntamiento limpia el cauce del río Anna
  • Tras comunicar la iniciativa de intervención a la Confederación Hidrográfica del Xúquer (CHJ)

  • Dichos trabajos son realizados por tres empresas locales


El Ayuntamiento de Borriana ha iniciado hoy la limpieza del cauce del río Anna en el tramo urbano, desde la confluencia de la ronda Músico Ibáñez con San Juan Bosco hasta el camí la Cossa, con el objetivo de evitar la proliferación de plagas de roedores y evitar posibles riesgos de riadas en caso de fuertes precipitaciones.

Tras comunicar la iniciativa de intervención a la Confederación Hidrográfica del Xúquer (CHJ), que es la autoridad a la que le compete la ejecución de estas labores, el consistorio ha asumido los trabajos y ha comenzado la actuación de la limpieza en profundidad de todo tipo de vegetación en el lecho del río, utilizando fondos propios.

Al respecto, el concejal de Sostenibilidad Medioambiental, Bruno Arnandis, ha puesto de manifiesto la “urgencia” de esta limpieza, especialmente por motivos de “salubridad”, y también ante la posibilidad de “riesgo de obstrucción de arrastre abundante, básicamente de cañas, en caso de producirse una fuerte riada”.

Asimismo, Arnandis ha destacado que dichos trabajos son realizados por tres empresas de Burriana, lo cual también “beneficia y redunda” en el impulso y desarrollo económico de los autónomos y de las empresas locales.


El Ayuntamiento aumena los puntos de recogida selectiva de residuossid
  • Ecoembes facilita 19 nuevos contenedores de recogida de envases ligeros en el municipio
  • El Ayuntamiento ha modificado el contrato con Fobesa para ampliar el servicio de recogida
  • En la actualidad en Burriana hay 923 contenedores para la recogida de residuos por parte de Fobesa, a los que se añaden 133 para la recogida selectiva de envases de vidrio a través de Ecovidrio

 El Ayuntamiento de Burriana amplía los puntos de recogida selectiva para potenciar el reciclaje, así lo ha indicado la alcaldesa de Borriana, Maria Josep Safont, quien ha precisado que se trata de una ampliación de la dotación con 19 contenedores de recogida de envases ligeros, facilitados por Ecoembes gratuitamente, lo que permitirá reforzar algunas zonas con más demanda e incorporar nuevos puntos.

Al respecto, ha explicado que cada año se añaden nuevos puntos de recogida, y como ejemplo ha indicado que en 2018 Ecoembes facilitó de manera gratuita   un total de 33 contenedores para envases ligeros y 33 para papel cartón, destinados a 30 espacios municipales. Con la incorporación de los próximos 19, ha manifestado, “el 90% de la población tendrá un contenedor de envases ligeros a menos de 100m de su casa”.

La incorporación de nuevos contenedores facilitará la participación de la ciudadanía en el reciclaje, al reducir la distancia hasta el área donde deben depositar los residuos, y permitirá “contribuir a la consecución del objetivo de que la ciudad ofrezca un aspecto limpio y cuidado, que sólo se puede alcanzar con la colaboración de todos”, ha indicado la alcaldesa.

La instalación de 19 nuevos puntos de recogida de envases ligeros se suma a  los 110 contenedores amarillos, con lo que se dispondrá de un total de 129. Estos contenedores tienen como finalidad aumentar las toneladas anuales de reciclaje de plástico y, por tanto, ha aclarado Maria Josep Safont, “disminuir la fracción resto que se deposita en Reciplasa y los cánones anuales que se aportan por este concepto, optimizando los recursos económicos que por este concepto paga el Ayuntamiento de Burriana”.

Más de 1.000 contenedores

En la actualidad en Burriana hay 923 contenedores para la recogida de residuos por parte de Fobesa, la empresa concesionaria del servicio de recogida de basuras y limpieza viaria en el municipio, de ellos 696 son para residuos sólidos urbanos, 98 contenedores de papel y cartón (azules), y 129 contenedores amarillos para reciclar envases, a los que hay que añadir 133 para la recogida selectiva de envases de vidrio a través de Ecovidrio.

Con el incremento cada año de puntos de depósito de recogida de selectiva se pretende, según ha señalado la alcaldesa, “acabar con la saturación que sufren algunas zonas con mayor volumen de recogida, contribuir a la limpieza de la ciudad, incrementar el reciclaje y ahorrar en costes”.

Al respecto, ha puntualizado que aunque la tasa de reciclaje “ha mejorado sustancialmente en los últimos años aún se puede mejorar mucho" y, además, todavía se depositan “muchos residuos impropios, es decir equivocados, que no corresponden al contenedor amarillo”.

El objetivo, ha subrayado, es lograr “una mayor eficiencia en el servicio de recogida selectiva, que se ha convertido en uno de los retos y prioridades de todos los agentes implicados: ciudadanía, administraciones y empresas públicas y privadas”.

Para el concejal de Sostenibilidad Medioambiental, Bruno Arnandis, el principio de sostenibilidad exige “actuaciones eficientes de forma que se destinen los recursos acordes al mejor balance ambiental y económico, y trasladar los recursos prescindibles a otras necesidades”.

Arnandis ha apostillado que desde hace años Burriana presenta una tasa de reciclaje baja comparada con la Comunitat Valenciana, además, también presentaba una carencia importante en cuanto a número de contenedores, por lo que en los últimos años se han ido incrementando los recursos en este sentido.

Para la puesta en marcha de los 19 nuevos contenedores proporcionados por Ecoembes, el Ayuntamiento ha modificado el contrato de recogida de basuras,  adjudicado a Fobesa, con una ampliación económica anual que asciende a 5.885,12 euros, y que fue aprobada en la última sesión ordinaria del Pleno municipal.

El Ayuntamiento y Facsa  ponen en marcha el proyecto de investigación COVID WATER en el municipio

 

  • El proyecto de investigación Covid Water de Facsa analiza semanalmente muestras procedentes de las acometidas sanitarias del municipio

  • El estudio actúa como un sistema de alerta temprana de la posible presencia de personas infectadas por el virus independientemente de que manifiesten o no síntomas


La alcaldesa de Borriana, Maria Josep Safont, y el director general de la compañía Facsa, José Claramonte, han suscrito un convenio de colaboración que permite implementar el proyecto Covid Water en la ciudad, con el objetivo de analizar la presencia de material genético de SARS-CoV-2 en las aguas residuales del municipi.

Una iniciativa puesta en marcha por la compañía de Grupo Gimeno, empresa responsable del servicio de abastecimiento de agua y del sistema de saneamiento y depuración de aguas residuales de la localidad, para detectar y cuantificar el material genético de SARS-CoV-2, a fin de estudiar la presencia del virus en los sistemas de alcantarillado y en las Estaciones Depuradoras de Aguas Residuales (EDAR) de Burriana.

Se trata de un estudio con la finalidad de obtener datos que permitan, junto con otro tipo de información demográfica, epidemiológica, ambiental y de movilidad, anticiparse a posibles reinfecciones de la población por Covid-19. Para ello, la información obtenida es integrada en la herramienta digital Covid Water, que combina, según ha indicado José Claramonte, “avanzados sistemas de información geográfica con recursos de inteligencia artificial y análisis masivo de datos”, lo que permitirá “generar una alerta temprana en la localidad acerca de la posible presencia de personas infectadas por el virus, independientemente de que manifiesten o no síntomas”, ha precisado.

Con este proyecto de investigación se espera, ha puntualizado Claramonte, “poder contribuir a mejorar la prevención de futuros rebrotes y colaborar en la aportación de indicadores que faciliten la toma de decisiones y de medidas”.

Por su parte, Maria Josep Safont ha destacado que esta iniciativa permite “conocer de primera mano si hay indicios de posibles rebrotes del virus, lo que nos permite, en caso de detectarse aumentos de los niveles del material genético del virus en las aguas residuales y el alcantarillado, anticiparnos y activar al instante los protocolos y las pautas preventivas y, así, poder aplicar medidas de contención para evitar la rápida expansión del virus en Borriana”.

Durante la reunión, en la que también han participado la jefa de explotación de Facsa, Estela Olivas y el jefe de servicio, Alejandro Boado, la alcaldesa ha señalado que la duración del proyecto es de al menos seis meses, en los que se analiza semanalmente muestras de las aguas residuales que llegan a la depuradora del municipio, lo que “hace posible llevar a cabo un seguimiento detallado de la evolución de la epidemia por Covid-19 en Burriana desde el pasado mes de abril”, ha concluido.

Este proyecto integral de investigación de Facsa se encuentra enmarcado en un estudio de ámbito autonómico llevado a cabo junto con otros municipios de la Comunidad Valenciana como Castelló, Alcoi, Oropesa, la Vall d’Uixó, Nules u Onda, bajo el paraguas de un proyecto aprobado por la Agencia Valenciana de la Innovación de la Generalitat Valenciana.